Foto cortesía/ Por Francesca Aguilar

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de las Naciones Unidas (FIDA) realizó una inversión de 7. 960 millones de dólares en las zonas rurales de los países más pobres del mundo, así lo informó la organización en su informe anual.

Según el informe, el año 2022 fue especialmente difícil para la población rural a nivel mundial, ya que experimentaron intensamente los efectos de crisis como el COVID-19, conflictos entre naciones y el cambio climático, los mismos que han interferido en sus sistemas alimentarios, que son fundamentales para su sustento y para millones de personas dependientes de ellos.

“Tenemos que ayudar a la población rural a enfrentar las crisis actuales, pero también tenemos que invertir en la creación de sistemas alimentarios que les permitan mantener y nutrir a sus familias y comunidades, y ayudar a alimentar a la humanidad en el futuro», afirmó El presidente del FIDA, Álvaro Lario.

El análisis de la cartera total de proyectos de desarrollo rural del año pasado revela que el 90 % de los recursos básicos del FIDA se destinaron a países de ingreso bajo y medio bajo. La organización se ha comprometido a aumentar esa proporción al 100 % en el futuro.

A su vez, más del 90 % de la financiación para el clima del FIDA se invierte en iniciativas que ayudan a la población rural a adaptarse al cambio climático.

Por otro lado, en 2022, el FIDA lanzó la “Iniciativa para Hacer Frente a la Crisis”, dirigida a proteger los medios de vida y fortalecer la resiliencia en los 22 países más necesitados y afectados por conflictos como la guerra en Ucrania. Esta iniciativa se centra en intervenciones adaptadas para prevenir el aumento del hambre y la inseguridad alimentaria, al tiempo que promueve sistemas alimentarios sostenibles.

En palabras del presidente del FIDA, Álvaro Lario, es fundamental buscar más financiamiento y asegurarse de que las actividades del FIDA beneficien a las personas más necesitadas. “Ahí radica otra seña de identidad del FIDA, mantendremos nuestro compromiso de dedicar el 100 % de nuestros recursos básicos a los países más pobres”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí