Foto referencial de un cultivo de trigo en España, el 7 de julio de 2023. - Foto: EFE

Las repercusiones de la decisión de Rusia de terminar el acuerdo de exportación de cereales, como el trigo, con Ucrania podrían alcanzar a Ecuador.

El acuerdo para el llamado “corredor de granos” mantuvo abierto el comercio de cereales de Ucrania, uno de los países más fértiles del mundo.

El entendimiento entre ambos países, firmado en julio de 2022, cinco meses después de la invasión rusa a Ucrania, ha permitido evitar una emergencia alimentaria mundial.

Bajo el acuerdo, Ucrania exportaba trigo y maíz desde sus puertos en el mar Negro, que está controlado por la Marina de Rusia. Y luego los productos atravesaban el estrecho del Bósforo, dominado por Turquía. Además, el acuerdo evitó un aumento de precios.

¿Y Ecuador?

¿Qué incidencia puede tener este evento mundial sobre la economía de Ecuador?

Ecuador es un importador de harina de trigo para la elaboración de un producto básico de la canasta: el pan.

El precio de la harina de trigo en Ecuador había caído un 0,64% en el último año, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Pedro Miranda, presidente de la Asociación de Panaderos de Cotopaxi, explica que la reducción de los precios de la harina de trigo y de la manteca, en especial durante 2023, ha evitado un incremento fuerte en el precio del pan.

De acuerdo con el INEC, en el último año, el precio del pan corriente subió 4%, el del pan especial un 2% y el del pan envasado un 8%.

Pero apenas Rusia anunció el fin del acuerdo con Ucrania para la exportación de granos, el precio del trigo subió en el mercado internacional.

El trigo cerró la jornada del 18 de julio con un aumento de 2,6% hasta los USD 246,46 la tonelada en la Bolsa de Chicago, una de las mayores plazas para el comercio de productos agrícolas.

El editor de Análisis Semanal, Alberto Acosta Burneo, cree que el contexto internacional tendrá una incidencia en la inflación de los alimentos local, aunque cree que será marginal.

En primer lugar, porque Ecuador importa harina desde Brasil, Estados Unidos y Argentina. Y, además, Ucrania es un exportador importante de trigo, pero ocupa el séptimo lugar en el mundo. Los más importantes son Estados Unidos y China, dice Acosta Burneo.

Aunque, Acosta Burneo dice que un eventual aumento en el precio de la harina se sumaría a los eventuales efectos del Fenómeno de El Niño en los alimentos de Ecuador.

La época invernal que ha vivido la región Costa ha dejado ya pérdidas en el sector agrícola, como el arrocero, lo que ya se refleja en un aumento del precio del grano.

Solo en junio de 2023 el precio del arroz subió 11% con relación al mes previo, según el INEC. Aunque, el Ministerio de Agricultura dice que también hay un componente de especulación, por lo que anunció que abrirá la importación de este producto.

Un estudio del Colegio de Economistas de Pichincha proyecta que la inflación podría subir en un punto porcentual como consecuencia de El Niño.

Lo anterior supondría que la inflación podría cerrar en 4,7% anual en 2023, que sería la más alta de la última década (entre 2012 y 2022).

El mismo estudio calcula que El Niño podría ocasionar pérdidas económicas al sector productivo de Ecuador de entre USD 1.209 millones y USD 1.814 millones, por efectos directos e indirectos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí