Pasión. Javier Núñez practica el tenis de campo desde que tenía 25 años.

Desde los tres años la vida de Javier Núñez cambió debido al diagnóstico de poliomielitis que le ha imposibilitado caminar con normalidad hasta ahora. Pese a esto, el ambateño no se desanimó y más bien adoptó al deporte como uno de sus principales aliados para mejorar su salud.

Ahora lleva 18 años practicando tenis de campo en silla de ruedas y busca cumplir su sueño de representar al Ecuador en los Juegos Panamericanos que se desarrollarán en octubre del 2023 en Santiago de Chile.

“En octubre del 2022 sufrí un paro cardíaco y me dijeron que no podía volver a jugar, pero con medicamentos y esfuerzo volvimos a las canchas. Es mi última oportunidad de cumplir con el objetivo”.

Javier Núñez,

tenista ambateño

 

Clasificación e inicios

Para lograr un cupo en el campeonato panamericano el deportista de 43 años necesita sumar más de 80 puntos en el ranking de la Federación Internacional de Tenis y es por eso que decidió participar de un circuito de tenis en Colombia llamado Open Fundación Ganbare, que se desarrollará a partir del 26 de agosto en las ciudades de Bogotá, Pereira y Medellín.

“En octubre del 2022 sufrí un paro cardíaco y me dijeron que no podía volver a jugar, pero con medicamentos y esfuerzo volvimos a las canchas. Vamos a participar en estos tres torneos de Colombia, porque me siento bien y por lo menos necesito unos 80 puntos, es decir ganar un torneo o avanzar hasta segunda ronda en los tres para poder ser seleccionado nacional e ir al Panamericano. Es mi última oportunidad de cumplir con el objetivo”, comentó Javier.

 

Núñez junto a su padre Javier Núñez comparten los entrenamientos diarios.
Dupla. Roger Núñez junto a su padre Javier Núñez comparten los entrenamientos diarios.

También, mencionó que el tenis de campo en silla de ruedas no tiene el mismo apoyo de entendidas públicas y privadas para poder alcanzar los puntajes requeridos.

“Hace 18 años ni en el Ambato Tenis, ni en el Club Tungurahua me pudieron ayudar, es por eso que empecé a entrenar en el parque El Sueño con mi primer entrenador Holguer Camacho. El problema para clasificar a torneos internacionales es que la mayoría de campeonatos que dan puntaje se realizan fuera del país”, afirmó Núñez.

Conexión 

Javier actualmente tiene a Roger Núñez, quien es su hijo, cómo entrenador personal para su preparación diaria. Roger tiene 18 años, y solo hace dos años y medio entrena tenis, pero eso no es impedimento para que prepare las rutinas que necesita su padre.

“Mi papá mismo me inculcó en este deporte. Yo también soy deportista y empezamos a entrenar juntos, porque nos quedamos sin entrenador, es por eso que me empapo en nuevos conocimientos y rutinas para sacar lo mejor de su potencial”, manifestó.

Además, mencionó que existe diferencia entre ser su ‘coach’ en los entrenamientos y ser su hijo en la casa.

“Entrenamos a doble jornada en la mañana y en la tarde. Me ha tocado estudiar varios ejercicios para adaptarme al rendimiento de mi papá en la cancha, porque ya me toca ver en que se está equivocando y corregirlo. Me siento muy orgulloso de mi papi, porque veo las ganas que le pone y se siente muy bonito compartir estos momentos con él”, dijo emocionado Roger.

Ilusión 

A pesar de sus problemas de salud el tenista ambateño tiene la ilusión de lograr la clasificación a los Juegos Panamericanos en suelo colombiano y a la vez no pierde la fe de que estos torneos le permitan subir a los primeros lugares del ranking nacional en este deporte.

“Quisiera obtener la mayoría de puntos, si es más de 80 puntos mucho mejor, pero de no darse, estos campeonatos igual me servirán para seguir sumando puntos en el ranking internacional y llegar al primer o segundo lugar a nivel del Ecuador. Hoy me encuentro en el séptimo lugar en el país”, finalizó Javier. (JR)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí