Foto tomada de la web del MAATE/Por Francesca Aguilar

José Antonio Dávalos, ministro del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, realizó la entrega del Acuerdo Ministerial 073, mismo que representa un logro importante para el país en cuanto a la conservación de la biodiversidad.

Este acuerdo establece el reconocimiento del Corredor de Conectividad Andes Norte – BIAN como Área Especial para la Conservación de la Biodiversidad (AECB), asegura el MAATE en el informe publicado en su sitio web.

El Corredor de Conectividad Andes Norte abarca una extensión de 272.773,83 hectáreas a lo largo de las provincias de Carchi, Imbabura y Pichincha. El papel que desempeña este corredor radica en la protección del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), al preservar la integridad paisajística de los ecosistemas y garantizar servicios ecosistémicos esenciales para la supervivencia humana.

De acuerdo a los estudios realizados, dentro del corredor existen áreas boscosas con excelente diversidad florística, que incluyen poblaciones de especies consideradas en extinción, además de los servicios ecosistémicos que brinda el mismo, como la provisión de agua potable, la polinización de cultivos, la regulación del clima y las actividades de recreación, son esenciales para la economía, salud y bienestar social.

Durante el evento, Dávalos resaltó la importancia de este logro para Ecuador, “este es un ejemplo claro de cómo podemos armonizar las necesidades humanas con la conservación. Cuando mantenemos una voluntad colectiva y efectiva, avanzamos con paso firme en la protección de los ecosistemas frágiles y la biodiversidad”, señaló.

Este reconocimiento del Corredor de Conectividad Andes Norte como Área Especial para la Conservación de la Biodiversidad es parte de los planes para la protección del patrimonio natural y la preservación de especies amenazadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí