Foto cortesía/ Por Francesca Aguilar

El Agro ecuatoriano se ha visto afectado por la masiva migración de productores que se han movilizado del campo a la ciudad, por lo que actividades que impulsen el crecimiento del sector son primordiales dentro del país.

Jorge Romero, productor ovino de alta genética de la parroquia El Progreso del cantón Nabón, explicó a EL PRODUCTOR que esta migración masiva que se ha venido dando está haciendo que gran parte de gente que se queda en el campo sean adultos mayores, esto hace que no exista mano de obra joven que continúe con estas labores.

“Nosotros mismos entre la familia tenemos que continuar con eso, porque si no cómo sobrevivimos. No hay cómo cultivar, antes esta zona producía más de 2 mil o 3 mil hectáreas de trigo, de maíz, de cebada, de papa, ahora no hay un solo grano sembrado, solamente lo que hay es hierba”, anotó.

Añadió que a pesar de la situación que están atravesando ahora, ellos continúan con la producción, ya que después de todo dentro de sus tierras tienen potreros y pasto que les permiten seguir con este trabajo, “qué sacamos con vender nuestras tierras, a dónde vamos, si en las ciudades está la cosa más grave, con esto del peligro no hay ni como salir”, sostuvo Romero.

En vista de este escenario, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), ha buscado implementar acciones para el crecimiento del sector, entregando paquetes tecnológicos pecuarios con subvención (pie de cría ovino) a los productores de la Asociación de Pequeños Ganaderos Unión y Progreso de Santiago, parroquia El Progreso del cantón Nabón, en la provincia de Azuay.

Los paquetes tecnológicos pecuarios se tratan de incentivos que van del 15% al 70% para la adquisición de semovientes, equipos y suministros, tienen el objetivo de profesionalizar y hacer más competitivo al sector pecuario del país.

El MAG, además, detalla dentro del comunicado compartido que, entregaron un total de 53 animales de raza Katahdin, entre hembras preñadas y paridas, así como también 2 machos, a un total de 17 socios.

Romero, quien es parte de este programa, indicó que actualmente llevan cerca de 8 meses dedicándose a la crianza de ovinos de alta genética, sin embargo, recién están creciendo dentro de este negocio, por lo cual aún no pueden ingresar a mercados grandes.

A pesar de ello, el productor manifestó que espera que, en el lapso de 1 año, aproximadamente, él ya pueda contar con una producción que le permita comenzar a comercializar en gran escala.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí