Foto cortesía/ Por Marlene Bernal

El martes anterior, en la ciudad de Guayaquil, se inauguró el Banana time 2023, evento organizado por la Asociación de Exportadores de Banano, AEBE, con la presencia del ministro de Agricultura, Eduardo Izaguirre, Marcela Aguiñaga, perfecta del Guayas, Daniel Legarda, ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, los principales directivos de la Asociación y miembros de la cadena productiva.

La presidenta del directorio de AEBE, Marianela Ubilla, al dar la bienvenida a los asistentes, recordó la increíble trayectoria de 20 años consecutivos de esta convención, que ha impulsado los esfuerzos del sector del banano a lo largo de dos décadas.

Destacó los desafíos a los que se han enfrentado en los últimos cuatro años, incluyendo la pandemia global, conflictos bélicos internacionales, crisis logística, amenazas climáticas y agendas políticas de países consumidores que han generado presión en la producción. “A pesar de estos obstáculos, el sector ha perseverado y ha mantenido sus esfuerzos para mantenerse en la cima de la industria”, dijo.

Resaltó que el año 2023 ha sido un período de recuperación para la industria. “Según cifras publicadas por el Observatorio Estadístico de Banano, hasta agosto, las exportaciones de banano han aumentado un 7% en volumen y un 18% en valor FOB en comparación con el mismo período en 2022. Este renacimiento se atribuye en parte a la tendencia europea hacia un consumo más saludable post pandemia y a la estabilidad histórica de Ecuador como proveedor de esta fruta”, anotó.

Sin embargo, enfatizó que estos resultados no deben llevar a la complacencia, ya que los principales mercados luchan contra la inflación, lo que ha reducido la capacidad de compra y el consumo, a pesar de que el banano siga siendo una prioridad. Hizo un llamado a la competitividad del sector y a la formalidad en la firma de contratos de compraventa, y se dirigió al ministro Izaguirre, expresando que los resultados del próximo año están en manos del Gobierno.

La presidenta de AEBE también abordó los desafíos climáticos, haciendo referencia a un «pre-fenómeno del niño» que afectó a la producción y al encadenamiento productivo a principios de año. A pesar de esto, subrayó que están fortaleciendo la infraestructura de las fincas y monitoreando el clima para una mejor planificación.

Ubilla mencionó que además de los problemas climáticos, el sector ha enfrentado un aumento de la delincuencia organizada y la contaminación de la carga exportable. Señaló que hay un esfuerzo coordinado con el Gobierno Nacional y socios internacionales para abordar este problema.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Eduardo Izaguirre, al declarar inaugurado el evento, hizo un llamado a toda la cadena productiva para que se unan y se vean como socios para que unidos puedan resolver los problemas de la cadena.
Recordó que el sistema agropecuario del país es el futuro, y si es productivo es el que va a apuntalar el progreso del Ecuador.

“Necesitamos estar a la altura de todos los mercados y solo se puede hacer con el fortalecimiento de la cadena y formalizarla, hay que transformar una cadena madura, pero desordenada en una cadena potente y madura” finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí