El río Tomebamba, en Cuenca, registra los niveles más bajos en caudal en los últimos años.

El punto más crítico de las sequías, en Ecuador, y que ha terminado en cortes programados de energía, será en diciembre.

La falta de lluvias en la cuenca oriental ha provocado hasta el momento cortes de energía de hasta cuatro horas.

Según las autoridades, aún no se ha llegado al punto más crítico de las sequías, que se espera para diciembre de 2023.

Por ahora, la sequía está siendo severa en la zona austral o cuenca hídrica de Paute, lo que ha reducido a menos de la mitad la operación de tres importantes hidroeléctricas.

Estas son: Paute de 1.100 megavatios, Mazar de 170 megavatios y Sopladora de 487 megavatios.

Ha caído también el nivel de agua del embalse de Mazar, que abastece de agua a Paute, la segunda hidroeléctrica más grande del país.

El caudal medio de Mazar es de 120 metros cúbicos por segundo, aunque en época de lluvias pueden llegar hasta 1.000 metros cúbicos por segundo.

Sin embargo, en lo que va de noviembre ha tocado niveles mínimos de 18 metros cúbicos por segundo en promedio.

Hay altas probabilidades de que esos bajos caudales en Mazar se mantengan las siguientes semanas.

Sin embargo se espera que llegue a siete metros cúbicos por segundo en diciembre de 2023.

Por ahora, la sequía ha sido menos severa en otras zonas de la cuenca oriental.

Una de ellas es la cuenca del río Coca, donde se ubica la hidroeléctrica más grande, Coca Codo Sinclair, de 1.500 megavatios.

El caudal del río Coca ha promediado entre los 150 y 145 metros cúbicos por segundo en lo que va de noviembre, cuando el caudal histórico ha sido de 280 metros cúbicos por segundo.

Eso ha permitido a Coca Codo Sinclair aportar con entre 500 y 600 megavatios de potencia máxima durante las primeras semanas de estiaje.

En horas pico, incluso ha operado a 1.100 megavatios. Pero el escenario se complica los siguientes meses, informó Primicias.

Hay un 90 y 95% de probabilidades que los caudales caigan a entre 60 y 90 metros cúbicos por segundo desde diciembre de 2023.

El problema es grave si se considera que Ecuador cuenta con 4.500 megavatios de generación hidroeléctrica.

De esa infraestructura, 4.212 megavatios o el 93% están instalados en la cuenca oriental, donde se encuentran ocho de las 17 hidroeléctricas que tiene Ecuador.

Para complicar este escenario, el parque termoeléctrico no estuvo a punto para hacer frente a la sequía en 2023.

Es por eso que desde el 26 de octubre, el país ha enfrentado cortes de luz de hasta cuatro horas diarias, según la región.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí