La torrencial lluvia que cayó la madrugada del martes y este miércoles 6 de diciembre, en la cabecera cantonal y zona rural de Muisne, deja sus efectos negativos en cientos de familias campesinas.

Comunidades como como San Jacinto, Guadurnal, Vilsa, Contreras, Tres Vías, Boca de Canuto, Repartidero, Puerto Nuevo y otras zonas de la parroquia San Gregorio están bajo el agua.

Hay  varias familias que tuvieron que abandonar sus humildes viviendas y quedarse en casas de familiares, otras quedaron sin techo por los fuertes vientos suscitados.

Jacinta Aveiga, habitante del recinto San Jacinto de la parroquia San Gregorio dijo que al momento existen en este poblado 50 familias afectadas, a la espera de alguna ayuda de las autoridades.

En las poblaciones de Puerto Nuevo y Tres vías se reportó también un deslave, sin presentar daños que lamentar, quedando obstaculizado otro punto más, sumado al bloqueo de esta carretera principal que lleva dos días paralizada  por campesinos de 54 comunidades de San Gregorio, quienes piden la intervención inmediata en sus caminos vecinales.

Mientras que al norte de este cantón, en el mes junio la Unidad Educativa San Francisco del Cabo tuvo serios inconvenientes, donde hubo pérdidas materiales por la inundación, ya que un afluente tiene su paso por medio de esta institución, en la que alberga en dos jornadas 702 estudiantes.

Sumado a ello el colapso de un puente, que hasta la presente fecha dos parroquias y varios recintos se encuentran incomunicados con la zona urbana de Muisne.

 

Diario La Hora Ecuador

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí