Tras el aviso de la Autoridad del Canal de Panamá el mes pasado, que advertía que, con un 41 por ciento menos de agua de lo habitual este invierno y en los próximos meses de verano, en los meses venideros atravesarían menos buques la vía navegable, los productores y expedidores de bananas permanecen atentos a la situación.

«No cabe duda de que esto afectará a los envíos de productos agrícolas procedentes de Sudamérica», asegura Mayra Velázquez de León, presidenta y CEO de Organics Unlimited. «Ya lo hemos visto antes. No se trata solo de los niveles de agua, sino también de la logística de las navieras, que afectan con sus retrasos a los productos entrantes. Esto repercute en el sector al trastocar la cadena de suministro de productos agrícolas de todo tipo».

Velázquez de León dice que, en el caso de Organics Unlimited, se está gestionando la logística de forma que llegarán envíos de Ecuador y, al mismo tiempo, se actuará con premura para cubrir los huecos de la oferta cosechando fruta mexicana, que tiene un plazo de entrega de cuatro días.

En el caso de las bananas ecológicas, la oferta empezará a menguar el próximo mes, aunque los rendimientos son buenos. «Ahora estamos cultivando bananas ecológicas en México y Ecuador, cada una con una temporada diferente, y con el cambio climático, la producción ha reaccionado de manera distinta en cada uno», señala Velázquez de León. Añade que este año se ha manifestado El Niño, que provoca temperaturas más cálidas y más cantidad de lluvias en unas regiones y sequía en otras. «Hacer un seguimiento de estos fenómenos es fundamental para saber qué oferta vamos a tener».

Demanda más lenta durante las fiestas
Por su parte, la demanda de bananas es más lenta ahora, como es habitual entre Acción de Gracias y final de año, cuando los consumidores se decantan por otros productos de temporada. No obstante, repunta con fuerza a finales de año para mantener la fortaleza del mercado cuando la oferta baje en enero.

En cuestión de precios, puesto que las bananas se compran sobre todo por contrato para así mantener los precios estables todo el año, Velázquez de León dice que sigue habiendo una presión continua de los grandes retailers para mantener unos precios poco realistas.

«Aunque los incrementos de los costes no son tan marcados como el año pasado y el anterior, cuando la cadena de suministro entró en crisis, igual que suben los costes del día a día para todos, suben pra los productores y sus insumos», explica, y añade que es también la época del año en la que están en marcha las negociaciones de los contratos para el año siguiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí