Productores de las regiones de Cerro Punta y Boquete, en el occidente de Panamá, dejaron ayer de enviar legumbres a la capital y al resto del país en protesta porque la importación de papa y cebolla está afectando la colocación en el mercado local de la producción nacional de esos rubros.
El Gobierno, por su parte, rechazó la medida por inconveniente no solo para los consumidores sino para los mismos productores, y aseveró que la producción nacional excedentaria de papa y cebolla logrará colocarse en el mercado local.
La protesta «se inició a las cinco de la mañana (10:00 GMT)» de este miércoles, «no se va a enviar legumbres a nivel nacional», dijo el miembro de la Asociación de Productores de Tierras Altas, Javier Pittí.
Explicó que dadas las importaciones de papa y cebolla la producción nacional de esos rubros no tienen cabida en los mercados locales y se está perdiendo en las bodegas.
«Tenemos un excedente de papa de unos 30.000 quintales, tenemos papa de cosecha de seis meses ya dañándose, pero todas las neveras de los mercados están llenas de papa importada, igual de cebolla, 87.000 quintales. Se ha despojado el producto nacional de la mesa del consumidor panameño», aseveró Pittí.
Un productor de Tierras Altas, Augusto Jiménez, dijo por su parte a medios locales que exigen, entre otras, que se aplique una norma de impedimento de la entrada de cebollas con más de 90 días de producción.
También que la reactivación del comité de análisis fitosanitario que preside el Ministerio de Desarrollo Agropecuario para que se establezcan los parámetros de los protocolos de importación.
La zona de Tierras Altas, en la provincia de Chiriquí, es actualmente la mayor productora de alimentos del país.
Por su parte, el ministro de Desarrollo Agropecuario, Jorge Arango, respondió este miércoles que el país está «produciendo más» y por ello se está dando el «fenómeno» de la superávit de papa y cebolla.
«Se va a vender» todo el excedente, que «no se está pudriendo», como han afirmado algunos productores, dijo Arango y pidió reconocer los esfuerzos del Gobierno para equilibrar el mercado local de alimentos.
El Ejecutivo aplica medidas como la subida de los aranceles de importación, fiscalización de su cumplimiento, así como que las aduanas están haciendo todo lo posible para evitar que se introduzcan en el país productos subsidiados.
Opinó que la medida de los productores de no enviar a la capital y el resto del país legumbres «va en contra de todo lo que estamos tratando de hacer», porque los importadores aprovecharán el vacío del mercado para traer el producto foráneo.
«Pittí sabe lo que estamos haciendo y que diga que no hemos hecho nada es frustrante», agregó Arango, que reveló que pasó todo el viernes pasado con los productores de Tierras Altas y nunca le dijeron que protestarían esta semana.
En septiembre pasado productores de Chiriquí regalaron casi 2.300 kilos de cebolla en protesta por las «desmedidas» importaciones de esta herbácea en tiempos de cosecha permitidas por el Gobierno.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here