«Las temperaturas elevadas provocaron la pérdida de numerosas frutas en período de crecimiento (…) y casi no hubo nuevas floraciones más tarde porque el suelo estaba húmedo. Esta situación puede provocar nuevamente una oferta limitada de naranjas», señaló el Centro de estudios avanzados en Economía aplicada, vinculado a la Universidad de São Paulo (Cepea).
Según recientes previsiones del Cepea, esto debería elevar los precios, porque la oferta de la región de São Paulo debería limitarse al umbral crítico de 300.000 toneladas de zumo de naranja en equivalente concentrado al fin de la temporada, a principios de julio.
«A fines de la próxima temporada esta cifra podría ser todavía más baja», añadió el texto.
La débil producción de naranjas en Florida también debería presionar los precios.
La cosecha de lima, en cambio, se presenta más abundante que el año pasado.
El fenómeno climático El Niño afectó a otros cultivos frutícolas en Brasil y sus efectos se prevén hasta mediados de marzo.
Fuente:  Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here