Luego de una primavera lluviosa y temperaturas inusualmente variables para la fecha, la industria podría haber esperado efectos adversos en las cosechas de ciruelas y nueces chilenas. Sin embargo, el análisis de expertos anticipa que se dispondrá de cosechas normales si es que continúan las temperaturas regulares para la época. “En el caso de Chile, el Niño no tendrá efectos adversos para nuestros frutos, lo que contrasta con otras zona del Pacífico”, planteó el presidente de Chilean Walnut Commission y vicepresidente ejecutivo de Chile Prunes, Andrés Rodríguez. El ejecutivo planteó que, de acuerdo con análisis técnicos realizados por ambas asociaciones gremiales, los efectos han sido menores de los que se especulaban, por lo que la temporada marcha sin tropiezos.
En el caso del ciruelo europeo, este se ha desarrollado de buena forma en las principales zonas productivas de Chile, a pesar de las condiciones de humedad e inestabilidad de las temperaturas. Esta temporada ha sido favorable para el desarrollo del cultivo, ya que no se registraron heladas importantes durante la floración ni tampoco temperaturas muy elevadas que afectaran negativamente la cuaja del ciruelo.
Sin embargo, hay factores que en cierto grado han modificado el crecimiento habitual de esta especie en las diferentes zonas de producción. Por un lado, se ha tenido el efecto de un otoño cálido que retrasó la entrada en receso e incluso permitió la floración de algunas yemas durante este periodo. Esta situación se tradujo en un reposo invernal menos profundo, donde si bien la acumulación de frío fue adecuada en cuanto a horas de frío bajo 7 °C, la floración se vio atrasada y muy extendida, lo que, sumado a que la evolución de las temperaturas no fue estable, generó diferencias en el desarrollo de la fenología. Por el lado de las temperaturas, a la fecha se observa una menor acumulación de días-grado, que alcanza en promedio un 10% en la Región Metropolitana y un 13% menos en la Región de O’Higgins, pero es importante considerar que la temporada anterior contó con alta acumulación de días-grado. Si bien la temporada se encuentra en su etapa inicial, esta menor acumulación de días-grado podría verse traducida en un retraso de las fechas de cosecha respecto a la temporada anterior, pero dentro de las fechas normales de cosecha de ciruelas en el país.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here