A medida que avanza la temporada frutícola en la región de Coquimbo, en el centro-norte de Chile, se va haciendo más evidente el impacto de los daños estructurales del Puerto de Coquimbo sobre las exportaciones del sector agrícola. Se trata de los severos daños en el sitio 1, que ha dejado disponible sólo el sitio 2 para exportaciones mineras, agrícolas y cruceros.

Normalmente cerca del 50% de las exportaciones frutícolas locales salen por el Puerto de Coquimbo, sin embargo, los exportadores regionales están optando por los puertos de Caldera y Huasco, más al norte del país, en la región de Atacama. A la misma fecha del año pasado ya habían salido desde Coquimbo 39 mil pallets de fruta, mientras que hoy esta cifra llega sólo a 8 mil.

A propósito de la baja, el pl Presidente de ASOEX, Ronald Bown Fernández, señaló que “a la fecha, se han embarcado 2.067 toneladas de uva de mesa desde el puerto de Coquimbo, es decir un 94% menos que la temporada anterior a la misma fecha».

Agregó que, pese a que no está disponible la información respecto de los puertos preferidos por los productores para sacar sus exportaciones, “es probable que un volumen importante, estimado en 10.000 toneladas, se haya embarcado por Caldera y unas 5.000 toneladas por Huasco”. La diferencia estaría siendo embarcada en San Antonio o Valparaíso, más al sur en la región de Valparaíso.

Desde la Sociedad Agrícola del Norte (SAN), su Vicepresidente José Corral señaló que los principales impactos de sacar las producciones por otros puertos tienen que ver con los costos de transporte, pues “hemos tenido que transportar por más kilómetros, por lo tanto, eso se va a reflejar en nuestra escala de costos. A Caldera son cerca de 450 a 500 km y a Valparaíso es lo mismo, por lo que, comparado con Coquimbo hay un doble flete, además de necesitar uno o dos días más para poder dejar esa fruta puesta en un barco”.

Corral agregó que durante las dos últimas semanas la fruta de la región se está consolidando a través de envíos aéreos.

Por su parte, el Gerente de Terminal Puerto Coquimbo (TPC), Rodrigo Trucco, agregó que “en el Puerto de Coquimbo sólo tienen prioridad los Cruceros, tal como lo establece el Contrato de Concesión. El resto de los barcos se atiende por orden de llegada, independiente si se va a cargar fruta, minerales, o descargar cemento o cualquier otro tipo de carga”.

Precisó además que entre las restricciones de infraestructura del puerto están los calados o profundidad de los sitios de atraque, lo que influye en que los buques más grandes no lleguen a Coquimbo.

 

 

Fuente: Portal Fruticola | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here