Pisquer ha perdido las siembras, algunos estamos endeudados con el banco, es por eso que queremos nuestra antigua acequia, queremos que se respete nuestro caudal desde las partes altas para no tener estos problemas”, fue la expresión de Abelardo Pozo, un agricultor que se ha visto afectado por la sequía que azota al lugar.
El drástico cambio climático afecta al sector productivo de varios sectores de la provincia de Carchi, especialmente a aquellas zonas cálidas donde el agua es escasa e indispensable para el desarrollo de las actividades agrícolas y ganaderas.
La grave situación que atraviesa la población de El Hato y Pisquer, comunidades rurales del cantón Mira, hizo que el prefecto de esta jurisdicción, Guillermo Herrera, junto a técnicos de Recursos Hídricos, visite la zona el viernes 15 de enero.
Allí, en ese encuentro con las autoridades, se dijo que la comunidad de Pisquer antiguamente contaba con su propia acequia, pero que ahora son parte del sistema de riego Morán-San Isidro –Pisquer, junto a otras comunidades. Los usuarios dijeron estar preocupados por la irregular distribución del agua, problema que se originaría en la parte alta, en el cantón Espejo.
Por otra parte, en El Hato de Mira sus habitantes dicen depender únicamente de la lluvia para desarrollar las actividades agrícolas y ganaderas: “existe un canal de riego construido hasta cierta parte y no se ha hecho la debida concesión del agua. Necesitamos la construcción de una represa para la comunidad de El Hato, que este sector de la provincia sea parte del Plan Provincial de Riego”, dijo Fausto Ruiz, morador del lugar.
Compromisos
En las reuniones comunitarias se resolvió incluir a El Hato de Mira en el Plan Provincial de Riego, hacer el levantamiento de predios para incluirlos dentro de la concesión de agua de riego, hacer seguimiento de los procesos de concesión del agua y reuniones permanentes con los dirigentes de El Hato.
Los usuarios, además, conformarían un comité de apoyo para lograr que la concesión de agua salga lo más pronto posible.
Mientras tanto, la Prefectura conformaría un equipo técnico para hacer el diagnóstico de las necesidades para los abrevaderos.
“Queremos establecer una microempresas de riego en Pisquer y El Hato, que consiste en dar mantenimiento y cuidado constante a los canales, con personal contratado desde las mismas comunidades. La propuesta se financiaría con el aporte de la corporación provincial y la comunidad”, explicaron.
“Revisar la posibilidad de construir una represa con la finalidad de que recoja el agua en invierno y la distribuya en verano a El Hato de Mira es otra de las opciones”, informaron las autoridades.

 

 

 

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here