La IX Reunión de Cancilleres 2016 se desarrolla esta mañana como parte de las actividades planificadas en la agenda de la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

“Aquí estamos inaugurando otros pasos de esperanza que con certeza nos conducirán a la integración, hacia la posibilidad de que los latinoamericanos y caribeños demostremos nuestra capacidad de encontrar por nuestros propios medios las mejores soluciones a los problemas que nos afectan”, manifestó el canciller Ricardo Patiño, anfitrión del encuentro.

El ministro de Relaciones Exteriores explicó la importancia de continuar la labor conjunta y mostró los avances obtenidos como región. “Nosotros en el 2015 planteamos la propuesta de construir una agenda regional que trate un conjunto de potenciales acciones concretas, con horizontes claros, para que nuestros pueblos palpen los beneficios de la unidad”.

El principal elemento de la propuesta fue la erradicación de la pobreza extrema. Datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) revelan que 69 millones de personas viven en situación de extrema pobreza, pese a que la región es la más avanzada en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

De acuerdo con el Canciller, entre 2002 y 2014 la indigencia se redujo un 40% en la Latinoamérica. En el mismo periodo, el coeficiente de Gini (índice con el que se mide la desigualdad por ingresos) se redujo en 10%, lo que demuestra que las metas propuestas en la agenda regional son viables.

Cabe destacar los logros en educación de la región. De acuerdo con la Cepal, en los últimos dos decenios se mostró un gran avance en la proporción de jóvenes que finalizan un ciclo educativo completo. El progreso en educación primaria también es notable, ya que el porcentaje de jóvenes entre 15 y 19 años que concluyó este ciclo pasó del 60% en la década del noventa al 94% en 2012. Asimismo, se ha duplicado la educación secundaria de los jóvenes del 26% en los noventas al 59% en 2012.

Según Patiño, “estas son muestras de los pasos firmes que damos como región”. Manifestó que es tiempo para que Celac reemplace a “una institucionalidad en decadencia y cuyo tiempo ya pasó”, en referencia a la Organización de Estados Americanos (OEA). “Es tiempo de que la Celac trate los asuntos de Latinoamérica y el Caribe de forma soberana y como hermanos”.

Finalmente, Patiño dio la bienvenida a sus homólogos de 33 países e inauguró oficialmente la IX Reunión de Cancilleres en el marco de la IV Cumbre Celac 2016.

 

 

 

Fuente: El Ciudadano | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here