Las semillas de chía, uno de los herbáceos con mayor concentración de ácidos grasos beneficiosos para la salud, eran hasta hace un par de años casi desconocidas en Ecuador.

Pese a ser uno de los países de la región con mayor producción de la planta de la que se extraen estas pepitas, hasta finales de 2013 su consumo interno era reducido.

Actualmente una empresa nacional apuesta por su comercialización interna debido a su gran aporte nutricional y propiedades alimenticias, junto a otra semilla ancestral de amplio cultivo y consumo en la Sierra centro.

Se trata de Kunachía, compañía ecuatoriana dedicada al procesamiento y expendio de semillas de chía y quinua. Hace dos días la empresa inauguró su nueva planta de producción en el Parque Industrial de Ambato, ubicado en el norte de la ciudad.

Allí, se recibirán cada mes cientos de toneladas de diferentes provincias de la Sierra y región Litoral, incluso se abrirán varias plazas de trabajo.  Carlos Gutiérrez, gerente general de Kunachía, explicó que el objetivo de la organización es fomentar el consumo local.

“Hasta hace dos años estas pequeñas pepitas de color negro eran prácticamente algo extraño para los ecuatorianos. El objetivo de la compañía, cuyo nombre viene del vocablo quichua kuna, que significa dar, es ofertar en mercados nacionales el mismo producto que se exporta a Canadá, Estados Unidos y otras naciones de Norteamérica, a un precio asequible”, dijo.

Gutiérrez aseguró que este proyecto iniciado a finales de 2013, además de generar fuentes de trabajo en la planta de producción, aporta al cambio de la matriz productiva. “Si bien la quinua es un alimento presente en los campos y mesas de nuestra gente hace siglos, en las últimas décadas su producción ha  descendido. Por ello queremos que estos cultivos ancestrales se retomen y diversifique la oferta de insumos agrícolas en mercados del país”, agregó.

Cultivos en varias zonas

La salvia hispánica, nombre científico de la chía, que esta corporación  comercializa es cultivada en Santa Elena e Imbabura. Los proveedores de quinua provienen de Chimborazo, Cotopaxi y otras provincias de la Sierra en las que se siembra la semilla. En la actualidad, cerca de 1.000 productores de salvia hispánica y un número similar de familias cultivadoras de quinua proveen la materia prima a Kunachía.

“Esto asegura el trabajo de muchos ciudadanos que se dedican a la siembra de estos productos. De forma directa la nueva planta de Ambato dará trabajo al inicio a 10 personas, con proyecciones a ampliarse las plazas laborales”, dijo Santiago Stacey, cofundador de la corporación.

Stacey, quien además es el ejecutivo encargado de las relaciones comerciales de la marca en Norteamérica, afirmó que las cifras de producción del año pasado superan los 15.000 quintales de semillas.

“En 2015 produjimos alrededor de 1.700 toneladas entre chía y quinua. Este año calculamos que la cifra suba a 2.000 toneladas, que serán consumidas en el país y exportadas”, señaló.

El plan incluye un impulso a la ingesta en el país.

 

 

 

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here