El Fondo de Páramos y lucha contra la pobreza, que lleva adelante el Gobierno Provincial de Tungurahua, es uno de los programas más innovadores, sobre todo porque ha logrado una independencia económica sobre la base de las aportaciones anuales de diferentes instituciones locales vinculadas de una u otra forma con el agua.
Esas instituciones son el Gobierno Provincial, Empresa Eléctrica Ambato, Empresa Municipal de Agua Potable y la Corporación Eléctrica del Ecuador que administra las centrales hidroeléctricas en Tungurahua.
El Fondo de Parámos se maneja a través de un fideicomiso creado el 4 de junio de 2008, esos recursos generados son administrados a través del Consejo Provincial.
Según el prefecto de Tungurahua, Fernando Naranjo Lalama, las aportaciones institucionales llegaron en el 2015 a 4,16 millones de dólares, lo que ha permitido la conservación de 32.250 hectáreas de páramos.
El Fondo se encarga de encaminar los proyectos de la conservación de los páramos, que a su vez garantizan el agua para la ciudad, pero también financia proyectos productivos dirigidos a las comunidades campesinas que viven y cuidan de los páramos.

Así mismo ha facilitado el financiamiento de 18 programas de manejo de páramos con lo que se benefició a 7.300 familias, trabajo que se efectuó con la participación de la Unidad de Movimientos Indígenas a de Tungurahua.
Para el año 2015, estuvo previsto el financiamiento de 12 Planes de manejo de páramos por un monto total de 1,8 millones de dólares, de los cuales ocho corresponden a las zonas de intervención establecidas en el cantón.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo, el 36,3% de los hogares de Tungurahua, se ubican bajo el umbral de la pobreza y el 18,1% viven en extrema pobreza. Según el dirigente indígena, Ángel Punina, las parroquias con mayor pobreza extrema son San Fernando, Pilahuín, Pasa, Quisapincha y San Andrés. Todas ellas ubicadas junto a los páramos de la provincia.
Por esta razón, Óscar Rojas, director del Fondo, afirma que “la conservación de los páramos, es uno de los pilares fundamentales para garantizar agua en cantidad y calidad suficiente para el desarrollo de los tungurahuenses, sin sacrificar el derecho al desarrollo de las comunidades indígenas y campesinas”.
Tungurahua tiene una superficie aproximada de 3.369 km2 y una población de 504.834 habitantes. Según Rojas, el agua para esta cantidad de personas depende exclusivamente del buen estado de conservación del páramo.
Para Rodrigo Chantasi, dirigente indígena, el Fondo involucra planes de manejo de páramos, diseñados por los pobladores que lo habitan. Así mismo un fondo basado en el aporte voluntario de las entidades públicas, privadas y comunitarias. Esto permitió que el Fondo de Páramos ascienda a 2 millones 166 mil dólares.

 

 

 

 

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here