El frío ha aminorado la producción de pepinos en México y las importaciones que han llegado a Estados Unidos han sido escasas. Aunque la temporada en el estado mexicano de Sinaloa ha avanzado a ritmo normal, los precios se mantendrán elevados hasta que las temperaturas más cálidas estimulen una mayor producción.
«Hay producto disponible que no es de la mejor calidad, pero el producto de mejor calidad escasea», explica Francisco Mejía, de Triple H Produce, en McAllen, Texas. Cuando los volúmenes son reducidos, los precios son más beneficiosos para los productores. En otros cultivos, según Mejía, los productores podrían tener la tentación de acelerar la producción para sacar ventaja de un mercado fuerte, pero los pepinos no se pueden acelerar, así que la producción solo aumentará cuando cambie el tiempo. El 19 de enero, una caja de pepinos de tamaño medio de México costaba entre 24,95 y 28,95 dólares en las fronteras con Texas.
«Los volúmenes no crecerán hasta mediados o finales de febrero, cuando suban las temperaturas», apunta Mejía. «La temporada es estable por el momento, pero la producción se ha estado estancando a causa del frío».
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here