El chile Habanero conquista Estados Unidos. Y la conquista la hizo posible una empresa pequeña que inició su labor como una iniciativa social hace más de 16 años.
Esta iniciativa empresarial en el terreno de la agroindustria ha conseguido exportar 1.500 toneladas de chile Habanero hacia la Unión Americana con la clara perspectiva de incrementar de manera sustancial ese nivel gracias a 50 hectáreas que en Quintana Roo van a incorporarse tanto a la producción de la verdura como a su venta al mercado internacional.
Esta iniciativa, Amar Hidroponia, inició por la voluntad de Rodrigo Domenzáin, en septiembre de 1999, sin conocer qué camino tomaría años más adelante. La misión inicial fue apoyar a quienes menos tenían mediante la capacitación a las labores de producción hidropónica.
Comenzaron, dicen, al revés: primero capacitaron, luego comenzaron a construir los invernaderos y de la producción vieron la oportunidad de iniciar la venta de sus producciones.
En la primera fase de su proyecto, como una fundación, han capacitado a más de cinco mil mexicanos, mexicanos que producían y cuya producción encontró salida tanto en el país como en el extranjero.
Siete años lleva el trabajo de la comercializadora introduciendo el chile Habanero en Estados Unidos y con mucho éxito aprovechando que los estadounidenses ya están adoptando el chile como agregado a sus alimentos. Una conquista por el estómago como a los mexicanos nos gusta.
Su comercializadora coloca en la Unión Americana todo el producto que consiguen obtener unidades productivas que se articulan en calidad de franquicias.
Porque el asunto comenzó a ser tan exitoso que vieron la oportunidad de crear una serie de franquicias que pueden ser adquiridas con o sin el apoyo del Inadem.
Una hectárea de superficie, con todo lo necesario para comenzar a operar, con la llave en mano, como se dice, cuesta 2,4 millones de pesos. Tienen la capacitación, el terreno, todo lo necesario para que el Habanero crezca y la empresa a la que venderán su producción.
El habanero requiere de cuatro meses para ser cosechado en invernaderos hidropónicos.
Durante 8 meses se cosecha de manera permanente. En las 32 semanas se cosechan las 60 toneladas. El costo de la producción es de 10 pesos el kilogramo, pero en Estados Unidos se vendía el año pasado hasta en 100 pesos mexicanos, pero resulta que se paga en dólares y el precio tiende a crecer y no a reconocer la devaluación de la moneda.
Es decir, antes se vendía en dólares y la venta representaba un ingreso de 100 pesos; pero ahora el dólar se ha fortalecido y el peso devaluado, por lo que el precio en el que se vende el chile por kilo concede 250 pesos mexicanos. Cuesta 10 y se vende a 250 pesos.
La otra ventaja que ofrece la producción hidropónica es que pueden graduar el picor del producto por la cantidad de los nutrientes que se ofrecen a la planta en su proceso de crecimiento.
El asunto está tan bien que ahora están trabajando en otro paquete de 25 hectáreas (parte de las 50 mencionadas antes) también en Quintana Roo por aquello de la denominación de origen. El tempo de recuperación de la inversión va de los 12 a los 24 meses. La tasa de interés es del 10 por ciento anual.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here