Más de 1.000 ganaderos, porcicultores y agricultores de México invierten en energías renovables para que sus negocios no dañen el medio ambiente, dijo a Xinhua la economista en jefe de Agricultura en el país del Banco Mundial (BM), Svetlana Edmeades.

Edmeades dijo que se trata de pequeños productores, principalmente del norte y sur del país, quienes han instalado biodigestores o paneles solares mediante el programa «Desarrollo Rural Sustentable», el cual desarrollan en conjunto el BM y la Secretaría de Agricultura, Ganadería Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación mediante un fideicomiso.

Banco Mundial (BM)

«El objetivo principal del programa es reducir los gases de efecto invernadero, la adopción de tecnologías para llegar a esta reducción», agregó Edmeades, durante la inauguración del Foro de Líderes de la Producción, organizado en la Ciudad de México por la Confederación Nacional de Productores Rurales.

El programa suma 1.200 productores desde que arrancó, hace cuatro años, y hasta 2015 evitó la emisión de 3,3 millones toneladas de dióxido de carbono (CO2), según el BM.

De acuerdo con el gobierno mexicano, la agricultura contribuye con 6,4% de las emisiones de gases de efecto invernadero que se emiten en el país, mientras que el uso del suelo y la silvicultura otro 9,9%.

Los ganaderos y porcicultores desarrollaron biodigestores, los cuales procesan los excrementos de los animales para generar electricidad y evitan que el gas metano que emanan contamine el ambiente.

Edmeades señaló que el BM financia hasta un millón de pesos (US$54.000) en cada proyecto, mientras que el gobierno mexicano aporta otra cantidad y el pequeño productor completa el costo de la tecnología que adquiere.

«Ellos producen la energía para sus negocios, entonces hay un costo grande que se ahorran», dijo la economista en Jefe del organismo.

Los ganaderos y porcicultores desarrollaron biodigestores, los cuales procesan los excrementos de los animales para generar electricidad y evitan que el gas metano que emanan contamine el ambiente.

Otros pequeños productores instalaron paneles solares con tecnología fotovoltaica para generar la electricidad con la cual funcionan su maquinaria y sus sistemas de irrigación.

«Ha habido un interés y un alcance muy grande, mucha demanda para esa energía en México», sostuvo la economista experta en agricultura.

Edmeades explicó que el programa ha sido tan exitoso en el país que incluso los pequeños productores se convierten en generadores de electricidad para las comunidades donde están ubicados sus negocios.

«Ellos se están convirtiendo como en centros de electricidad locales, porque la red no va a muchas partes del país. El proyecto no se diseñó para esto, pero ahora (los productores) están participando en la matriz energética del país», explicó Edmeades.

Una muestra más del éxito del programa en México es que recientemente una delegación de académicos y funcionarios de la provincia china de Guangdong viajaron al país para conocer sobre su aplicación, comentó Edmeades.

«Querían ver cómo esta implementándose el proyecto en México, saber en qué invertimos y qué tipo de tecnología utilizamos», agregó la funcionaria.

La economista en jefe del Banco Mundial señaló que el objetivo del programa es alcanzar los 2.168 productores en el país para finales de de 2016.

 

 

 

 

Fuente: América Economía | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here