Gracias a su aroma, textura y sabor únicos en el mundo, un grupo de agricultores chilenos de la localidad rural de Peumo rescata el ancestral tomate rosado, una fruta de producción natural que a pesar de sus extraordinarias cualidades fue desplazada por los cultivos industrializados.
A unos 144 kilómetros al sur de Santiago, el agricultor José Flores cultiva hace tres años la semilla de este tomate, una variedad atávica de la familia de las solanáceas, que conserva sus características naturales sin presencia de transgénicos.
Este tomate tuvo una alta penetración en la mesa tradicional chilena a mediados del siglo XX, siendo recordado por los adultos mayores como el «tomate con sabor a infancia», pero con el tiempo fue reemplazado por los tomates industriales, de menores bondades.
Esto lo confirma el agricultor José Flores, quien señaló a Efe que «esta es una especie antigua que se está rescatando. Es un producto totalmente natural, no usamos pesticidas; lo alimentamos con materia orgánica y no es transgénico», asegura.
«Este tomate tiene características únicas, y posee una gran ventaja, porque es muy jugoso. Además al tener un color rosado, se distingue del tradicional rojo del tomate. Posee mucho brillo, es bonito, atractivo», detalla el cultivador.
La iniciativa de «revivir» esta fruta, impulsada y financiada por la Fundación para la Innovación Agraria, dependiente del Ministerio de Agricultura chileno, apunta a los pocos agricultores que hoy en día cultivan esta especie.
«Este tomate se consume en esta zona desde hace medio siglo, es anterior a todos los procesos de mejora genética de los tomates que acabaron interviniendo sus propiedades originales, como la textura, el sabor y el color», detalla Ricardo Quiroz, director técnico de la Cooperativa Campesina de la Región del Maule, Coopeumo, que agrupa a 400 agricultores de la zona.
Los campesinos aguardan a conocer los resultados del análisis de las propiedades de esta especie en el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos, de la Universidad de Chile.
«Los tomates modernos e intervenidos tienen mejor presencia, son más uniformes, pero pierden sus propiedades como es el sabor y el aroma», comenta Quiroz.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here