El sector agropecuario del país mostró un incremento del 1% en las exportaciones, gracias a productos como la palma, cacao, mango y otros rubros de menor volumen, incluso registrando una balanza favorable de 634 millones de dólares. 

El crecimiento de las exportaciones en este sector, permitió potenciar la sustitución de importaciones, las mismas que registraron una disminución de 17 millones de dólares en trigo y 5 millones en pescado, debido a la reactivación de plantaciones y al adecuado proceso de pesca artesanal e industrial.

El dinamismo que presenta en la actualidad el sector agrícola responde a la institucionalización de los procesos. Los mismos que fueron laureados por el Presidente de la República, al mencionar que “sin instituciones de calidad no podemos sostener la revolución”.

En ese sentido, Agrocalidad empleó procesos que permitieron la planificación a escala nacional de la producción y control de carnes, de la inspección fitosanitario de las principales plantaciones, mecanismos de vacunación y la certificación de agroquímicos, que inclusive, permitieron en septiembre de 2015 alcanzar una balanza comercial favorable de 644 millones de dólares.

Toda esta planificación forma parte de una medida que articula otros sectores, sumando al más importante de la cadena productiva: el riego y drenaje, el mismo que prevé hasta junio del presente año entregar un total de 511 microreservorios tecnificados de agua, que se encuentran concluidos y abastecerán a las provincias de Cotopaxi, Chimborazo, Tungurahua y Azuay.

 

 

 

 

Fuente: El Ciudadano | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here