En 2015, a pesar de la desaceleración económica y la contracción de la demanda a nivel internacional, Ecuador aumentó sus exportaciones de cacao fino. “Este es un trabajo en que hay que agradecer a los productores que se esfuerzan por producir más y mejor”, dijo el vicepresidente de la República, Jorge Glas, en un evento en el que se entregaron 2.000 kits fitosanitarios gratuitos para prevenir las enfermedades invernales.
El evento se realizó en Naranjal y luego se replicó en Milagro. Estas entregas son parte de los 220 mil kits que serán entregados en todo el país y cuyo propósito es proteger igual cantidad de hectáreas de cacao, principalmente las que están en manos de pequeños agricultores, según enfatizó el vicepresidente. La demanda mundial del grano aún no está cubierta y por ello aún hay un mercado que Ecuador puede abastecerlo, detallaron las autoridades.
La inversión estatal efectuada para ayudar a 100 mil agricultores es un incentivo directo a las familias cacaoteras porque, en el caso de la cadena del cacao, la mayor parte de la ganancia por las ventas se queda en el productor. “Estos kits significan un apoyo directo para proteger al pequeño productor de plagas que puedan afectar su productividad”, indicó Glas. Si bien el apoyo está dirigido a aquellos productores que poseen hasta 5 hectáreas de cultivos, la medida genera divisas que benefician a todos los ecuatorianos.
Ante cientos de agricultores, el vicepresidente recalcó que Ecuador no puede seguir vendiendo el cacao en el exterior en $ 100 para que lo regresen como bombones a un costo de $ 1.000. Por ello, Glas recalcó que el objetivo de la política pública es incentivar la generación de productos de valor agregado. Por su parte, el viceministro de Agricultura, Luis Valverde, exhortó a los productores para que apliquen los productos orgánicos que se entregaron gratuitamente y que lo hagan siguiendo las especificaciones técnicas para obtener así los resultados positivos.
Carlos Emilio Vélez, coordinador zonal del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), resaltó que el programa para incrementar la productividad por hectárea de cacao tiene 2 años y ha logrado buenos resultados. “Antes se sacaba entre 4 y 5 quintales; ahora, sin embargo, la gran mayoría saca 10 quintales, y no vamos a descansar hasta que logremos obtener una tonelada por hectárea”. También el funcionario indicó que se cuenta con un presupuesto que bordea los $ 4 millones para responder a la emergencia declarada para el sector. Javier Villacís, gerente del proyecto Café Cacao, dijo que se busca proteger la producción actuando preventivamente en contra de las enfermedades invernales que, como la monilla y la escoba de bruja, suelen destruir sus cosechas.
Además de señalar que el costo del producto supera los $ 35, Villacís destacó que el problema es el acceso a los cultivos. “En 1998, durante el fenómeno El Niño, la producción cayó el 80%, y el año pasado, el cambio climático hizo que los cultivos sean más propensos a enfermedades. Por eso importamos fungicidas que no existían para entregarlos de forma gratuita a los productores”. Durante el evento, Domingo Mendoza, presidente de la Cooperativa 6 de Julio, expresó su emoción al recibir la ayuda gubernamental. “Yo agradezco que el vicepresidente venga a nuestras tierras. Antes, ¿cuándo una autoridad se preocupaba por lo que nos sucedía? Por eso yo estoy aquí, para agradecerle personalmente”.

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here