Germano Rodríguez, es un productor tradicional de arroz, que desde este año asumió el reto de cultivar semillas de alto rendimiento, para propagarlas en los arrozales ecuatorianos. El pasado 4 de febrero recibió kits agronómicos dentro del Proyecto Piloto de Multiplicación de Semillas Registradas de Arroz para Certificación, al que ingresó junto con diez compañeros que integran la Asociación El Horcón Buenos Aires, en Rocafuerte, provincia de Manabí.

“El agricultor –antes- estuvo olvidado y recibir apoyo de este tipo es realmente gratificante; con estos fertilizantes, semillas y agroquímicos, y con la asesoría de técnicos queremos salir adelante, tener una buena calidad de semillas”, dijo Rodríguez. De esta manera espera duplicar su productividad: de 70 quintales por hectárea a 140.

Freddy Toala cultiva maíz y pertenece a la Asociación Agropecuaria Nueva Generación de Rocafuerte, que agrupa a 31 socios que mantienen 200 hectáreas productivas. Él es beneficiario del Plan Piloto de Agricultura Asociativa, en donde accede a un kit de fertilizantes por hectárea. Con su aplicación espera aumentar el rendimiento a por lo menos 160 quintales por hectárea, cuando en la actualidad obtiene entre 120 y 140 quintales de maíz en esa misma superficie.

“Estos programas fomentados por el Gobierno son muy beneficiosos para nosotros; si bien este plan piloto inició con fertilizantes, planteamos que con el pasar del tiempo los kits también tengan semillas”, comentó Toala.

Los beneficiarios son productores propietarios de hasta 10 hectáreas cultivadas.

El Plan Piloto de Multiplicación de Semillas Registradas de Arroz para Certificación y el de Agricultura Asociativa son liderados por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) y la empresa pública Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA-EP).

El objetivo es atender este año a por lo menos 12 mil productores de arroz y maíz de Guayas, Los Ríos y Manabí. Para ello, la UNA EP abrirá 25 bodegas satélites durante el primer trimestre, para que las asociaciones operen desde ahí con la distribución de kits. En 2015, se activaron siete bodegas satélites en invierno, indicó el gerente General de la UNA EP, Mao Lam Palacios.

En el caso de los multiplicadores de semillas, el MAGAP asume el 100% el costo de cada kit, solo durante la primera compra; en el Plan Piloto de Agricultura Asociativa, su aporte económico es del 55% y la contraparte es asumida por el agricultor. La UNA EP, por su parte, provee los insumos y absorbe la cosecha para su posterior comercialización.

Para el 2016, esta empresa pública mantiene un plan de acción cuya meta es incrementar la cobertura de fertilizantes e insumos en cultivos de arroz y maíz, a través del impulso a la asociatividad y el trabajo con las cadenas agroproductivas.

“En el invierno pasado entregamos kits agrícolas para cubrir 20 mil hectáreas y para el presente cubriremos 70 mil hectáreas como para dar una cifra conservadora; junto con el Ministerio de Agricultura se le da mucha fuerza a la provincia de Manabí, caracterizada por tener pequeños productores”, manifestó Lam.

Fuente: MAGAP | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here