Luis Barcia, comerciante, tiene la idea clara: cuando los precios suben, casi nunca vuelven a bajar, dice.

Esto se puede notar con el arroz y el huevo, agrega.
La libra de arroz el año pasado estaba en 45 y 50 centavos, pero ahora se vende en 55 centavos en algunos lugares, señala.
“Lo que digo es que siempre va en alza. Un ejemplo es el huevo. Este producto antes se vendía en cinco centavos, ahora dan siete por un dólar  o algo así”, explica.
INFLACIÓN. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), Manta es la segunda ciudad del país con la inflación mensual más alta.
El primer lugar lo ocupa Esmeraldas, de acuerdo con registros de enero de este año.
La inflación es un indicador en el que se mide la variación de precios de los productos y servicios que la sociedad consume.
Pedro Moreno, comerciante, señala que no siempre es lo mismo pues algunos productos suben, pero otros bajan.
“Un ejemplo es el queso, a veces está en dos dólares, o en 2,50 pero a veces se lo encuentra hasta en 1,60 dólares. Manta es una ciudad de precios muy variables”, indica.
Eso sí, agrega el vendedor, hay artículos que si suben, nunca vuelven a bajar. Pone un ejemplo: al aceite,  los detergentes y el arroz.
Raúl Anchundia, también comerciante, explica que la variación de los precios depende también de la oferta que haya en los mercados.
“Mientras más proveedores trabajen en un centro de abastos, más baratos son los alimentos”, dice.
Fuente: El Diario | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here