La crisis económica que atraviesa el país ha golpeado también a los productores de cuero y calzado de la provincia.

La disminución de la producción y comercialización del calzado ha sido más notoria desde agosto. Así lo manifestó Medardo Navarrete productor desde hace más de 20 años.

“Varios talleres han cerrado debido a la crisis y por eso la producción ha disminuido. En mi caso estoy trabajando con un 30% menos de los empleados”, afirmó Navarrete.
El productor dijo que la disminución en la producción corresponde a la baja comercialización del producto.

“Si antes nos pedían 100 docenas, ahora nos piden 40. La gente no quiere arriesgarse y pide el 60% menos de la mercadería”, explicó Navarrete.
Además indicó que en el mes de diciembre cuando se supone que el sector se recupera en ventas, estas no ascendieron. Por ello están a la expectativa del inicio de clases en la Costa.
Lilia Villavicencio, presidenta de la Cámara Nacional de Calzado (Caltu), manifestó que en cuanto a las empresas socias de la agrupación, no se han registrado cierres.
Sin embargo, afirmó que la producción y comercialización de calzado se encuentra en una curva descendente desde noviembre.
Además afirmó que la Cámara está apuntando a mejorar la producción desde la innovación del conocimiento en el área con programas como el Diplomado en producción de Calzado que ha tenido gran acogida, además la Caltu está planificando realizar varias ferias de calzado para exhibir el producto en otras ciudades del país.

Falta de apoyo
Navarrete aseguró que la única institución gubernamental que les presta apoyo es el Gobierno Provincial. “Por falta de recursos económicos varias instituciones que antes nos colaboraban y nos auspiciaban, han dejado de hacerlo. Una muestra de ello es que ya no hemos participado en la Expo Tungurahua”, indicó Navarrete.

Otros inconvenientes
Además de la crisis económica, los productores de calzado se enfrentan al problema de la competencia extranjera de Perú y Colombia.
“El mayor problema es que ese zapato es más barato por el material del cual está hecho. Eso también les golpea a los curtidores, porque los comerciantes de insumos de calzado están vendiendo material sintético, sublimado de colores que provienen de otros países. Ahí es donde se está yendo el dinero del país”, explicó Navarrete.

Cluster de cuero y calazado
Lida Chávez, encargada de la mesa de trabajo de este cluster, manifestó que son varias las acciones que se están tomando para colaborar con este problema.
“Junto al Servicio de Rentas Internas estamos trabajando para controlar el ingreso no autorizado de pieles”, afirmó.
Además contó que pronto se presentará una campaña para que los compradores no consuman el producto sintético y opten por el zapato de cuero por su calidad.

 

 

 

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here