La construcción de una plancha para secado de fréjol se convierte en el mejor aliado de los productores de este alimento en la parroquia San Vicente de Pusir, en el cantón Bolívar, en la provincia de Carchi, pues permitirá mejorar las condiciones de entrega del mismo y evitar que lo sequen en las vías, exponiéndose a posibles accidentes.
La obra que tiene una dimensión de 10X30 metros, ubicada a pocos metros del centro poblado parroquial en una parte alta, tuvo una inversión de $ 14000, recursos compartidos entre la Prefectura del Carchi y el Fondo Italo Ecuatoriano (FIE).
De acuerdo a Cosme Julio Chávez, presidente del Gobierno Parroquial de San Vicente de Pusir, esta plancha de secado permitirá que el agricultor realice el trillado y secado del producto, de una manera segura.
Para el agricultor Mesías Armas, que produce pimiento, ají y fréjol, la obra le ayudará a él y otros productores a mejorar su forma de trabajo, por cuanto al extender el producto en la plancha de cemento se asegura un secado rápido.
Anteriormente lo hacían en la tierra y esto humedecía el fréjol, incluso se usaba parte de la carretera para secar, pero resultaba peligroso por el paso vehicular, dijo.
En el cultivo de media hectárea de fréjol, Armas afirma invertir $ 600 entre semilla e insumos, su terreno le produce 25 quintales y si el precio está bueno en el mercado, cada bulto lo vende en $ 80.
Cerca de 60 familias de dos asociaciones trabajan en la producción de fréjol en esta localidad, pero más de 80 familias que aún no están asociadas van a tener acceso en el uso de la plancha de secado, la idea es brindar seguridad y no saquen el producto a las vías, puntualizó Guillermo Herrera, prefecto del Carchi, durante la entrega de la obra a los productores.

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here