La venta de flores no se marchita, pero sí ha bajado en estos tiempos, según los comerciantes de la calle Alajuela.

Para Edwin Guachamil, de “Florería Mulkoflor”, el negocio al que se dedica “ha bajado un 20 y hasta un 30 por ciento”.

Lo afirma basado en las ventas del día de San Valentín o Día de los Enamorados, cuando la demanda no fue como la de otros años en que era uno de los mejores momentos para dar un arreglo floral.
Carlos Piedrahita, de “La Esquina del Amor”, lo ejemplificó de esta forma: “Antes un enamorado preguntaba cuánto costaba un ramo de flores, le decía diez dólares y me pedía uno de 20; ahora les digo doce dólares y me dicen que les haga un ramo de seis porque no les alcanza”.
Ambos comerciantes señalan que en esta época las incorporaciones han permitido un poco más de ventas y que no pueden hablar de días buenos o malos porque eso es variable.
Aunque, según Guachamil, los fines de semana venden más porque hay personas que las llevan a sus familiares en el cementerio.
Alternativas. Piedrahita indica que no se cruza de brazos y a los ramos les adiciona globos y galletas Amor para los enamorados, lo que le da un “plus” al arreglo y él asegura la venta.
Ambos se preocupan porque estos productos son perecibles.
“Las flores se marchitan, no duran ni cuatro días”, dice Piedrahita.
Otra fecha. La próxima temporada fuerte será por el Día de la Madre, cuando esperan recuperarse de la caída en las ventas.
Aunque hay personas para quienes regalar flores no pasa de moda. Fernando Suárez asegura que es un detalle que no debe ser obviado no solo para regalar a la esposa o enamorada, sino a las hijas, las madres o las amigas. “Es un regalo que difícilmente se olvida”, dice.
Fuente: El Diario | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here