La fuerza del mar se sintió nuevamente en San Jacinto, San Alejo y San Clemente de Charapotó, así como en Manta, Crucita y Puerto Cayo.

Al culminar el feriado, grandes piedras fueron arrojadas por la fuerza de las olas a lo largo del malecón de San Clemente y San Jacinto.

Moradores de estos balnearios llegaron al Gobierno Parroquial de Charapotó para pedir ayuda. Con fotografías en mano Norma Fariño, administradora del hotel San Jacinto, pidió arreglos urgentes. Indicó que ha gastado más de 8 mil dólares en piedra escollera para proteger su hotel. Pescadores del sector también pidieron la reconstrucción de las rampas, destruidas por los últimos aguajes, para bajar sus lanchas a la playa.

Emergencia. Manuel Gilces, alcalde de Sucre, indicó que estos sectores están declarados en emergencia y han tenido maquinaria trabajando durante cuatro meses en la limpieza de escombros y piedras.

Comentó que hizo el requerimiento a la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) para hacer un levantamiento de información. “Vamos a pedir un crédito al Banco del Estado por 200 mil dólares aproximadamente, para realizar un estudio y ver qué se va a hacer”, agregó.

Expresó que una obra para proteger el malecón  cuesta  60 millones de dólares aproximadamente.

Orfa Cabezas, coordinadora zonal de la SGR, indicó que el fenómeno El Niño está presente en el océano Pacífico. Anunció que la  próxima semana oceanógrafos investigarán para ver qué tipo de protección se hará en los balnearios.

Manta.  El Murciélago es hasta el momento la playa más golpeada de Manta por los fuertes oleajes de esta semana.

El martes la marea subió y destruyó una torre salvavidas y se llevó un nido de tortugas. Entre la tarde y noche del miércoles las olas socavaron la base de otra torre, derribaron más de diez palmas de coco y destruyeron parte de la red sanitaria que cruza por el lugar, desde el hotel Oro Verde hasta el hotel Barbasquillo. En Santa Marianita el mar socavó gran parte del perfil costero.

En el astillero, en la playa de Tarqui, tres barcos se viraron a medias. El terreno donde se asientan las embarcaciones cedió.

Portoviejo.  En Los Arenales y Los Ranchos de Crucita “la prioridad es la protección de viviendas para evitar que el mar siga erosionando”, dijo el director municipal de Riesgos, Julio Celorio.

Indicó que dejarán uno o dos pasos para que suban y bajen las pangas y colocarán piedra en la zona de las cabañas donde evisceran pescado, “caso contrario se verán las mismas afectaciones”.

Aguajes.  El Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) comunicó que hoy se observarán olas con altura media de 1,8 metros. A partir de mañana ingresará un grupo de olas del suroeste con altura media de 2,1 metros, que se mantendrá hasta el domingo. El próximo aguaje será del 22 al 24 de febrero.

Fuente: El Diario | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here