El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó un préstamo de $ 150 millones al Gobierno Nacional que deberá ser pagado a un plazo de 35 años y que incluye un período de gracia de 18 años.
Los recursos beneficiarán a unos 4 millones de habitantes y serán utilizados para reducir los efectos del fenómeno El Niño y del volcán Cotopaxi, así como para apoyar la recuperación de servicios básicos y productivos en caso de un desastre natural.
Aquello sucederá a través del ‘Proyecto de Mitigación de Riesgos y Recuperación ante Emergencias en Ecuador’, una iniciativa que cuesta $ 168 millones y que se ejecutará hasta 2020.
A ese efecto, el proyecto está organizado en tres componentes: la preparación ante desastres y mitigación de riesgos que se realizará mediante el dragado de ríos, la limpieza de canales, la rehabilitación de carreteras, entre otras; la recuperación y reconstrucción post-desastre de sectores estratégicos, como el de transporte, agua, agrícola y ganadero; y la realización de acciones para la gestión y el fortalecimiento de capacidades del personal.
“Ecuador está preparado para afrontar este tipo de emergencias y para ello cuenta con el acceso inmediato a líneas de créditos contingentes, que permitirán no solo mitigar desastres, sino también financiar obras de reconstrucción”, afirmó Fausto Herrera, ministro de Finanzas.
Esta cartera coordinará la ejecución del proyecto que será implementado a través de cuatro entidades co-ejecutoras: el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y la Empresa Pública del Agua.
“Sabemos que, en estos casos, las acciones de reducción del riesgo de desastres naturales no pueden esperar. Se ha trabajado con las diferentes instituciones ejecutoras en la preparación del proyecto”, indicó Alberto Rodríguez, director del Banco Mundial para Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela.

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here