Para la oferta chilena de uva de mesa, es importante la inserción de nuevas variedades para abastecer la demanda internacional de la fruta. Es por ello, que Portalfruticola.com asistió a un día de campo para conocer más sobre la variedad blanca Arra 15 de Giumarra Vineyards Co. representada en Chile y Sudamérica por Grapasa.

Comercialmente conocida como “Sweeties” por su dulzor, esta variedad se encuentra en su segunda cosecha en Chile, de la mano de Grapasa y Viveros NuevaVid.

Jorge Valenzuela, socio y director de NuevaVid, explicó que actualmente en Chile, “hay 6 programas genéticos de uva de mesa y éste es uno de ellos, y te diría que es uno de los más importantes con uva seedless (sin semilla)”.

“En Chile hay una necesidad de genética nueva tremenda, para nosotros es importante participar de estos programas genéticos, porque estamos absolutamente en la línea del recambio varietal que viene y del desarrollo de la nueva fruticultura”, afirmó y añadió que, “se debería renovar alrededor de un 20 – 25% de variedades tradicionales por variedades de programas”. Es decir, alrededor de 10.000 a 15.000 hectáreas.

Esta variedad, Arra 15, se destinaría principalmente para exportación, sobretodo Estados Unidos, Europa y Asia  ,en Corea ha tenido buenos resultados, según indicó Valenzuela.

Chile competiría principalmente con Sudáfrica, país que también exporta esta variedad y con Namibia.

La Arra 15 comenzó su cosecha en Copiapó, Norte de Chile, en la tercera semana de enero y debería prolongarse su cosecha, dado que está en distintas regiones, hasta la primera semana de marzo. El país latinoamericano hasta el momento cuenta con cerca de 500 hectáreas plantadas con esta variedad, en Sudamérica ya hay más de 1.500 ha.

“La demanda ha estado súper activa, creemos que seguiremos creciendo de forma rápida, con esta variedad y otras nuevas muy interesantes”, señaló Valenzuela.

Para indagar más en esta variedad de uva blanca, conversamos con Juan Alessandrini, productor y dueño del fundo Huechún, quien contó cómo ha sido su experiencia con Arra 15.

“Estamos contentos con ella, ha andando bien, buenos resultados de calidad de condición, carga, buena producción, y vamos a ver este año el comportamiento comercial afuera, que hasta el momento va bien”, expresó Alessandrini, quien ha exportado la variedad principalmente hacia Inglaterra y Corea principalmente vía marítima.

“El año pasado mandamos una pequeña cantidad, que fue lo primero que sacamos, y este año esperamos unas 2.500 cajas por ha en las 14 ha que tenemos”, detalló.

Añadió que en cuanto a Botritis, la uva no ha tenido mayor incidencia, “no hemos visto problemas en general y en cuanto a condición de lluvias hemos tenido una y no hubo problema de partidura ni ninguna incidencia en los racimos”.

Alessandrini destacó que se trata de una variedad que requiere de muy poca mano de obra, y arreglo de racimos.

“No requiere arreglos de racimo como una Thompson, es la principal ventaja que estábamos buscando, calidad de la uva y menor intervención, da muy buena carga, muy productiva y requiere muy poco trabajo”, finalizó el productor.

Karl Conrads, director de la empresa representante de las variedades Arra en Sudamérica, explicó a Portalfruticola.com, cuáles son las características técnicas que posee esta uva de mesa.

”Es una variedad de alta fertilidad; cero raleo de manejo de tijera; no tiene ningún arreglo de racimo; tiene calibre Jumbo y mayores; es una variedad de muy buena calidad gustativa, crunchy, muy buen color. Es muy precoz en entrar a producir”, y añadió que  “todas esas características suman lo que se llama una variedad Arra”.

En cuanto a precios indicó que han sido superiores esta temporada, del orden de USD  4 a 7 por caja de 8.2 kilos.

Conrads destacó que es una variedad sencilla de trabajar, “estamos acostumbrados a aplicar demasiadas cosas técnicas para producirlas, para éstas en cambio, son métodos sencillos para obtener un resultado homogéneo”.

Finalmente, enfatizó que al ser una variedad protegida y patentada, se limita la producción a futuro para evitar sobre producción y sobreoferta.

“Con eso aseguramos que nuestros productores tengan un negocio seguro a mediano plazo, porque al ser una variedad patentada, se paga un royalty durante todos los años que esté la variedad protegida”, concluyó.

 

 

 

 

Fuente: Portal Fruticola | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here