De acuerdo a datos levantados hasta el pasado domingo unos 174.300 animales han sido vacunados en la provincia. Las brigadas recorren diferentes zonas para aplicar las dosis contra la fiebre aftosa.
Esto en medio de la primera campaña del año que inició el primero de febrero, lo informó Favio Chanatasig, director distrital subrogante de la Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de la Calidad del Agro (Agrocalidad).
Las brigadas realizarán un barrido completo los días lunes, martes y miércoles de la próxima semana, con el objetivo de vacunar a las reses que quedaron rezagadas.
Con lo que finalizará la campaña de vacunación que tenía previsto llegar a unos 220 mil animales.
Cantidad que podría variar, ya que en la zona norte de la provincia, como Mulaló, Joseguango, Lasso, San Ramón, San Agustín y en otras zonas que fueron afectadas por el proceso eruptivo del volcán Cotopaxi, la población de animales bovinos disminuyó notablemente.
Sin embargo a criterio de Chanatasig, hasta el momento se ha logrado llegar a una población significativa.

Rezagados
Leonidas Saca, pequeño ganadero del sector oriental de Salcedo, explicó que cuando las brigadas llegaron a su sector, no pudo vacunar a sus animales pues no se encontraba en el sitio.
Por lo que deberá estar pendiente en los últimos días, ya que sin el certificado de vacunación, los animales no pueden venderse, ni ser faenados, pero sobre todo recalcó: “con la vacuna se previene la fiebre aftosa, pues en caso que reapareciera, sería un grave golpe para los pequeños y grandes ganaderos”.

Requisitos
Los propietarios del ganado a ser vacunado deberán presentar la cédula de identidad y cancelar el valor de 60 centavos por dosis. Con la vacuna se obtiene el certificado de vacunación con el que se puede movilizar animales, venderlos y faenarlos.
A la par de que realizan esta actividad, los técnicos de Agrocalidad capacitan a los comerciantes de animales para evitar que se adquiera animales sin los respectivos certificados; esto con el objetivo de evitar el contagio de enfermedades y la pérdida económica.

 

 

 

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here