Las lluvias dejan un saldo doble en las siembras del valle del río Portoviejo, desde plantaciones afectadas hasta otras prometedoras.

Es el caso de predios como los que plantó la familia de Edys Solórzano. Llevan unos 26 años viviendo en la vía a El Negrital y este año el clima les ha pasado una doble factura.

La mujer cuenta que sus dos hectáreas de maíz se afectaron por estar en una zona baja. El agua se acumuló y más de dos mil dólares en insumos y mano de obra se han perdido.
Por otro lado, en un predio cerca, un maní que pensaron que no iba a dar cosecha creció alentado por las lluvias que han caído en estos meses.
“Igual no creo que se coja casi nada de allí. De los del maíz eran tres hectáreas y nos queda sólo una si acaso, pero salimos a pérdida”, comenta la ciudadana.
Optimista. Cerca de la vía a Crucita, Néstor Vergara ayer podaba la maleza que podía afectar al sembrío que su familia hizo de pepino. Cerca de una hectárea fue plantada aprovechando las lluvias y cuenta que hasta ahora todo han sido buenas señales.
Menciona que también tienes otros productos como pimientos y más, y que no han visto muchas plagas.
“Parece que va a estar bueno, esperemos que se quede así, que no llueva ni mucho ni poco, que siga así para que salga una buena cosecha”, dice el agricultor mientras trabaja en las plantas que sembró su padre.
Balance. Para el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), lo que va del año es un saldo positivo para el agro en la provincia.
Así lo explicó Xavier Valencia, coordinador zonal, quien dijo que se trata de un invierno “cosechero”. Detalló que los reportes provinciales que tienen muestran que entre el 90 y 95 por ciento de plantaciones como las de maíz, que es la más extensa en Manabí, llegarán a buen término para su cosecha.
El funcionario informó que sí hay reportes de afectaciones a cultivos, pero en zonas bajas que se han inundado o en lugares donde se han producido fenómenos naturales como deslizamientos.
Dijo que en estos casos se ha actuado, pero que de forma general se trata de casos aliados.
Puso de ejemplo el caso del maíz donde se calcula que en la provincia se han sembrado unas 70 mil hectáreas que se espera representen una cosecha de 340 mil toneladas que se verán en el mercado desde junio.
El coordinador zonal manifestó que se trabaja en temas como el almacenamiento para brindar las mejores condiciones de comercialización.
Disminución. Cifras del Magap muestran que este año menos agricultores se sumaron al plan estatal de semilla y aseguramiento. El año pasado se colocaron cerca de 30 mil kits agrícolas, pero este años por los 15 mil, informó Valencia.

Fuente: El Diario | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here