Tras detectarse un brote de rabia paresiante bovina entre el hato ganadero de Vitel Ochoa, presentado hace un mes, en el sector Panguintza Alto, parroquia Panguintza, cantón Centinela del Cóndor, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), en coordinación con la Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de la Calidad del Agro (AGROCALIDAD) y el GAD Parroquial, emprendieron una campaña de vacunación. El propósito es prevenir nuevos brotes de esta enfermedad en el sector.

Durante la ejecución de la vacunación se logró inmunizar un total de 310 animales bovinos, beneficiando a 28 productores de la parroquia Panguintza. Además de la campaña de inmunización se emprendieron acciones para la disminución y control de la población de murciélagos hematófagos mediante capturas en áreas de alto riesgo, también se dio charlas destinadas a concientizar a los ganaderos sobre la gravedad de esta enfermedad en los rebaños y la pérdida económica que implica.

La rabia paresiante bovina es transmitida por el murciélago hematófago.

Antonio Calderón, beneficiario de la campaña, dijo sentirse conforme y agradecido por la ayuda ofrecida para controlar esta enfermedad en su ganado. “Teníamos temor de que se nos murieran, por eso acudimos, doy gracias a las autoridades que nos dieron ese apoyo y no tuve que pagar ningún valor por la vacuna” acotó.

Mariuxi Cobos,  directora provincial del MAGAP, destacó que esta campaña de inmunización bovina se procedió a realizar tanto en el predio afectado así como también en las fincas aledañas, propensas a esta enfermedad que ataca el sistema nervioso central de los bovinos.

Fuente: Magap| ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here