El uso de drones está obligando a los agricultores a cambiar la forma de ver cómo afectan las plagas a sus cultivos antes de tomar una decisión, dijo en Roma el experto estadounidense Brian McCornack.

El profesor de la Universidad pública de Kansas (Estados Unidos) destacó que esos aparatos permiten tanto volar por encima de las cosechas como recoger muestras de ellas más allá de lo que el ser humano es capaz de hacer por sí solo.

McCornack expuso en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con sede en Roma, casos de plagas que, por ejemplo, a simple vista no se consiguen detectar, a pesar de que existen y “siguen un patrón”. Una estrategia que se está empleando es la de usar drones a una altura de más de cien metros y otras veces a ras del suelo para tomar fotografías e incluso muestras, con el objetivo de conocer el impacto de las plagas más a fondo.

Luego esos datos se analizan y ayudan a identificar las enfermedades de las plantas e intervenir en los campos infestados, una situación a la que se enfrentan los agricultores cada día en todo el mundo, según el especialista estadounidense.

No obstante, recordó que la tecnología se ha abaratado en gran medida, ya que aparatos que hace una década costaban 400.000 dólares ahora se encuentran por unos pocos miles de dólares.

 

 

Fuente: Expreso | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here