Una gran preocupación crece entre los productores de mango de este municipio y es que este año ya no podrán suministrar el fruto a la empresa internacional Jumex, debido a la caída de la cosecha.
El cambio climático, que trajo lluvias y vientos atípicos provocó la merma de la producción. Según reportes de los campesinos, a finales de marzo cayó una granizada, pero días antes ya había azotado una racha de fuertes vientos, eventos que afectaron principalmente, algunas zonas como la Rinconada y en la Sabana.
Estos fenómenos meteorológicos se llevaron el fruto joven y muchos árboles perdieron las flores, por lo que no habrá cosecha en los próximos meses.
A lo largo de casi 2.000 hectáreas de terreno, existen frondosos árboles que año con año florecen, mismos que dan sustento cientos de familias. Hasta este fin de semana pasado, una caja de mango manila costaba 150 pesos, siendo el más caro por su sabor y textura.
El encargado del despacho del Palacio Municipal de San Juan Bautista Cuicatlán, Efraín Añas Alavez, dijo sobre este tema, que a diferencia de 2015, en este año apenas va a lograr un 50 por ciento de la producción.
Añas Alavez señaló que el efecto de la baja producción es que la empresa de jugos Jumex no llegará a comprarles en este año, debido a las pérdidas que sufrieron en su cosecha.
«Eso sí nos preocupa porque es uno de los compradores más grandes que llegan a este mercado, empresa a la que los productores ya están acostumbrados a vender sus cajas», abundó el edil suplente. Para la cosecha, abril y mayo son los meses más importantes; sin embargo, hay muy poco.
«A lo mejor en mayo se acaba la producción, no dará para más; por mucho, en junio tendríamos otras piezas de mango manila», pronosticó.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here