Un total de 21 bovinos, de los cantones Gualaceo, Choredeleg y Sígsig, fueron inseminados gracias a la intervención de técnicos de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), como parte del programa de mejoramiento genético para ganado bovino, se informó en un comunicado de prensa.

La inseminación artificial se realizó con el propósito de mejorar la producción lechera de los animales; se utilizaron pajuelas procedentes de laboratorios certificados de alta calidad genética y tanques de nitrógeno gestionados mediante convenios con los gobiernos parroquiales de San Juan y Remigio Crespo, del cantón Gualaceo.

Este apoyo se cumplió para evitar que los ganaderos incurran en gastos de mantenimiento y manejo de equipos de inseminación artificial.

Para llegar a la inseminación, los animales fueron sometidos a un proceso de sincronización mediante hormonas, el cual les prepara a las hembras.

 

Ventajas

Según criterios técnicos, la inseminación artificial tiene entre otras ventajas la de prevenir enfermedades reproductivas; además ahorra los gastos que implica el mantener un toro reproductor en el hato; y mejora la producción lechera, según la raza que se utilice.

El servicio se ha realizado en forma gratuita para beneficio de los ganaderos de los tres cantones azuayos; en el mercado común se estima que una inseminación puede costar hasta 120 dólares por cada res.

 

 

 

 

Fuente: El Mercurio | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here