El envejecimiento de las plantaciones y la falta de inversiones tienen en grave situación al sector cafetalero. Nada ha detenido la caída histórica y aguda de la producción.

EXPRESO, en los últimos tres años, ha estado cerca de quienes realizaron inversiones en nuevos clones de robusta; sin embargo la parte más importante de la cadena, los agricultores, no tienen apoyo relevante de financiamiento de entidades estatales.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, en su “Gain Report” de mayo de 2016 da cuenta de la caída de la producción y de las exportaciones de café a partir del 2013.

Establece que la producción de Ecuador en el periodo abril 2016 a marzo 2017, está pronosticada en 201.000 sacos de 60 kilos equivalente a grano verde (Green Bean Equivalent) será menor en 16.000 sacos, comparado con la producción de abril 2015 a marzo 2016, por no haber existido inversiones en el rejuvenecimiento de las plantaciones.

Las exportaciones totales en el periodo de referencia de 2016 se establecen en un equivalente de 595.000 sacos de 60 kilos de café verde, cayendo gravemente en 246.000 sacos o sea 29 %, comparado al año anterior en el mismo.

Las importaciones que hará el Ecuador en el periodo 2016-2017 se estiman en 638.000 sacos, una cifra menor al periodo 2015-2016 que fue 698.000 sacos, 9 % menos.

El presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Café (Anecafé) Askley Delgado Flor, dice que Estados Unidos ha mostrado una realidad innegable. “La producción de café ha bajado por la caída catastrófica de los precios internacionales. Hace menos de 4 años el café arábigo tenía un precio superior a los 300 dólares el quintal y el robusta un precio superior a 92 dólares”.

Actualmente el precio de un quintal de arábigo está en $ 121 y el del robusta en $ 64, aparejado a la baja productividad de 5-6 quintales por hectárea es sumamente desmotivador.

Hace dos años se esperaba otra realidad, pues Ecuador ha desarrollado nuevas investigaciones esperando un incentivo a los agricultores, que ahora cifran sus esperanzas en la banca privada para lograr sembrar cafés de alto rendimiento que compensen los precios.

En lo que tiene que ver al café industrializado, el Ecuador ha perdido competitividad frente a países altamente productores de café como Brasil, Vietnam y Colombia, que poseen alta productividad.

“También hay que considerar la eliminación de los subsidios para el diésel y el búnker, el alto costo del kilovatio hora que está alrededor de 9,7 centavos, mientras en Vietnam el kilovatio hora es apenas de 3 centavos”, agrega Delgado.

 

 

 

Fuente: Expreso | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here