Expertos extranjeros vinieron a Cuenca para advertir daños de la minería en zonas como Quimsacocha.

Expertos internacionales, quienes participaron en las jornadas “Minería en los Páramos de Cuenca”, organizadas por un grupo de organizaciones sociales antimineras y protectoras del medio ambiente, como la FOA, Yasunidos Guapondélig, Pastoral Social, y otras, sostienen que la minería en los páramos, siempre es contaminante.

“La minería de alta montaña es altamente riesgosa y en la medida que esto es así, es recomendable no hacerla en los páramos porque sin duda los costos ambientales exceden los beneficios, en términos de salud pública y de impactos sobre otras industrias como la agrícola, de alimentos o turística”, expresó el colombiano Carlos Lozano, tras su recorrido por Quimsacocha el fin de semana.

Lozano quien participó como asesor en un proceso legal ganado al estado en Colombia, donde se declaró inconstitucional a la minería en los paramos, sostiene que vista la realidad de Quimsacocha, la ciudad debe abrir un espacio de participación ciudadana sobre la protección y gestión de páramos ya que lo que pase con Qimsacocha no es cuestión sólo de los gobiernos sino de la ciudadanía y es necesario que exista un libre acceso a la información sobre el proyecto.

Agrega que la normativa ecuatoriana y particularmente la Constitución de Ecuador es muy avanzada en temas ambientales; en esa medida los ciudadanos y las autoridades tienen todas las herramientas legales en el sistema legal ecuatoriano para proteger adecuadamente los páramos, entre ellos Quimsacocha.

La canadiense Jennifer Moore, es otra de la extranjeras que estuvo de visita en Cuenca y la provincia para conocer de cerca la zona de Quimsacocha y analizar su presunta afección con la aplicación del proyecto minero Loma Larga de IMB Metals; todo esto teniendo como base sus conocimientos en cuanto a la minería y sus efectos en su país Canadá. Ella sostiene que revisados los estudios del proyecto Loma Larga, se puede determinar que habrá grandes afectaciones en la cantidad y calidad del agua con la operación de la mina.

Existe una carencia grande de información que respalde estas falsas informaciones de que no se va a afectar las aguas subterráneas, la verdad es que no se han hecho los estudios necesarios; también no se considera las grandes descargas de agua que generará diariamente el bombeo de lamina, esta agua en sí puede ser contaminante por la presencia del sulfuro y arsénico en la roca, además de la afectación en la reducción de las aguas superficiales, agregó.

Todo es importante tener en cuenta, vinculándolo a noticias últimas como la de ETAPA, que predice que para el 2050 va a haber una carencia de agua por el crecimiento de la población.

En los conversatorios del fin de semana, las mujeres de Girón, Victoria del Portete, Tarqui y otras localidades, han señalado su preocupación porque la minería afectará a sus actividades agrícolas y su salud, dijo Jennifer Moore.

Es necesario avanzar en estos debates que permitan desmentir el discurso falso sobre la minería responsable, ese discurso viene desde mi país Canadá, yo puedo decir que esto no existe allá, dijo la extranjera.

Asegura Moore, en Canadá hay términos favorables para que las empresas se registren ahí, hay leyes permisivas para que ejecuten sus operaciones que dañan al medio ambiente y no hay respuestas cuando generan desastres naturales.

 

 

Fuente: El Mercurio | ElProductor.com


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here