La escasa oferta al final de la temporada de importación desde Chile han contribuido a un mercado fuerte para las uvas verdes en EE. UU. La cosecha del valle de Coachella (California, EE. UU.) va con un poco de retraso, de modo que la transición de las importaciones a la oferta nacional no ha tenido mucho margen.
«No quedaba mucho volumen de Chile cuando empezó California, y comenzamos un poco más tarde de lo habitual», explica Jared Lane, de Stevco, «así que no ha habido mucho solapamiento con la temporada de California». Combinados con los tres días de retraso de Coachella, los precios han aumentado.
«El mercado de la uva roja ha sido bueno porque no había muchas existencias chilenas cuando comenzó la cosecha en Coachella. Estamos recuperando terreno, y los mercados están comenzando a equilibrarse», señala Lane. «Sin embargo, los mercados han beneficiado a las manzanas verdes por la escasez desde Chile».
El 26 de mayo, los precios de un contenedor de 8 kg de uvas Sugraone de Coachella estaban entre 32,95 $ y 36,95 $, y los precios de un contenedor de uvas Flame sin pepitas estaban entre 19,95 $ y 22,95 $.
Lane añade que prevé buenos volúmenes para las uvas verdes y las rojas durante las dos primeras semanas de junio.
Fuente: Fresh Plaza | El Productor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here