El 16 de mayo, algunas zonas de Nueva Inglaterra quedaron cubiertas por la nieve. Algunos municipios de Maine registraron hasta 19 centímetros, lo cual supuso una nevada primaveral de récord. Según un portavoz de Guerrette Sales, en Caribou, Maine, la nevada no tuvo consecuencias. La compañía cultiva patatas y está en plena temporada de siembra. «La nevada nos ha tenido fuera del campo un par de días», señala el portavoz de la empresa.
«No se han producido daños, ya que las temperaturas no bajaron de cero. Con 1 grado centígrado, la nieve fue húmeda y actuó como la lluvia», comenta. La nieve se deshizo y no provocó daños. «Ha sido como una tormenta de lluvia durante la campaña de siembra de la patata».
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here