Falta una fecha para la finalización de la temporada de la Premier League de Inglaterra. El Manchester United, del ecuatoriano Antonio Valencia, está en serio peligro de quedarse sin un cupo para la Champions League.

La derrota que sufrió ayer ante el West Ham, por 3-2, significó que se quede en la quinta casilla con 63 puntos. Al torneo europeo van cuatro. El Manchester City está en ese cuarto lugar con 65 unidades.

En la última jornada le bastará al City un empate para asegurarse la clasificación.

El cuadro de Antonio Valencia se jugaba ayer la carta más brava de la temporada. Con el triunfo salvaba el año.

Pero, eso no fue incentivo suficiente para que el entrenador Louis van Gaal proponga un juego ambicioso. Al contrario, fue muy conservador. Cedió el control de la pelota al local y apostó por los pases largos para los delanteros.

Antonio Valencia volvió a jugar como lateral derecho. Cumplió con su función en la marca pero tuvo poco espacio para salir. Además, cada vez que él se proyectó al ataque, no recibió el relevo necesario y la defensa quedó desprotegida. Por eso optó por quedarse atrás.

El West Ham, que se buscaba un sitio para la Europa League, aprovechó el excesivo respeto del United y lo encerró. Abrió el marcador a los 10 minutos gracias a Sakho y estuvo cerca de ampliar la ventaja.

En el segundo tiempo United se sacudió un poco y con eso le bastó para remontar con dos goles de Anthony Martial. No dominaba pero tampoco pasaba muchos sustos.

Pero, cuando anotó el segundo retrocedió sin explicación y volvió a ceder el control. West Ham adelantó las líneas y en ocho minutos anotó dos goles (Antonio y Reid) para quedarse con los puntos.

 

Fuente: Expreso | ElProductor.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here