Millonarias pérdidas han resentido los agricultores de Samalayuca tras el granizo registrado el pasado 18 de mayo, el cual destruyó sembradíos enteros de calabacita y cebolla; siguen esperando ayuda de las autoridades, «la única que vino a ver el desastre fue Sagarpa, pero no ha habido respuesta», señaló Javier Ríos, uno de los afectados.
Diez hectáreas de calabaza y siete de cebolla, tan solo en los terrenos del entrevistado, se perdieron en su totalidad, lamentó el hombre de campo, quien al lado de un amigo se disponía a realizar tareas de recuperación de las mangueras que sirven como riego y de las pocas verduras salvables.
El monto de la cosecha tan solo en la cebolla es de 10.000 pesos por hectárea, en la calabacita la inversión es de unos 45.000 pesos por hectárea, mismos que se perdieron de la noche a la mañana, replicó.
Pidió a los representantes del Gobierno que les ayuden a salir avante luego del desastre causado el pasado 18 de mayo, cuando «enormes bolas de hielo», cayeron sobre los sembradíos, explicó. Refirió que esas pérdidas no se pueden resarcir, solamente volviendo a sembrar, dijo. No se prepararon debido a que la granizada azotó en cuestión de minutos.
Al igual que Javier Ríos, más de 45 agricultores se vieron afectados por los estragos causados por el fenómeno natural.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here