La campaña de granadas en Chile está en medio camino, a pesar de que, a consecuencia de la baja de las temperaturas, la cosecha tuvo un retraso de más de 10 días. “La primavera y el verano empezaron con temperaturas bajas, lo que ocasionó una caída de la producción y una demora en la cosecha. También tuvimos un efecto en los tamaños, lo que dio como resultado un producto de calibre más pequeño al acostumbrado”, sostiene Pedro Bejares, de Agrícola San Clemente.

La mayoría de la granada chilena tiene como destino Estados Unidos, dado que es el mercado más apropiado para los calibres y el color de la fruta de esta procedencia. Asimismo, en mercados como Europa la competencia es mayor y tienen otros requerimientos de calibres que se adecuan mejor a las granadas de otros orígenes. “La demanda es muy alta; especialmente a principios de abril tuvimos muchas solicitudes, aunque en la primera quincena de mayo empezó a normalizarse debido al aumento de la oferta. Chile ingresa al mercado cuando no hay fruta de otros países, por lo que no tenemos competencia directa”, asevera Bejares.

Asimismo, vale destacar que se ha registrado una disminución de los precios en comparación con el año pasado. Si tomamos en cuenta que en la campaña anterior hubo una caída significativa en el volumen, teniendo una menor oferta en un mercado demandante, los precios aumentaron. “Felizmente, el precio se rige por la demanda, y la demanda ha ido creciendo año a año. La granada es una fruta que se ha hecho famosa en los últimos años por sus propiedades de superfruta, y si bien no es una fruta muy fácil de consumir, el consumidor se ha acostumbrado. Creemos que es una fruta con futuro”, finaliza el portavoz de Agrícola San Clemente.

 

 

Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here