Dieciocho productores de la provincia del Azuay recibieron sus cheques de indemnización por la pérdida de sus cultivos, debido a factores climatológicos.

Mediante el Proyecto AgroSeguro, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) brinda un sistema de seguridad productiva, subvencionado por el Estado, con el fin de proteger los cultivos contra fenómenos climáticos y enfermedades no controlables.

La póliza entregada por el MAGAP, por medio del Proyecto AgroSeguro, cubre los costos de producción directos invertidos (mano de obra, preparación del terreno, semillas e insumos), mejora la estabilidad económica de los productores y contribuye a la soberanía alimentaria del país.

La entrega de las indemnizaciones cubrió la pérdida de cultivos de maíz, quinua, papa y trigo, de los cantones Cuenca, Guachapala, Gualaceo, Nabón, Oña y Paute.

Los siniestros que cubre el seguro agrícola son: inundación, exceso de humedad, sequía, plagas incontrolables, heladas, deslizamientos, granizada, bajas temperaturas, enfermedades incontrolables, incendio, vientos fuertes y taponamiento.

Emma Mora Andrade, directora Provincial del MAGAP, invitó a los productores de la provincia a beneficiarse de este proyecto y a asegurar sus cultivos.

“El seguro agrícola, subvencionado en un 60% por el Gobierno Nacional, permite a los agricultores establecer sus cultivos con mayor seguridad y confianza, pues el riesgo económico y técnico se transfiere a una operadora de seguros”, explicó Mora.

El seguro es aplicable para los cultivos de maíz, papa, trigo, fréjol, quinua, soya, cebada y tomate de árbol, además de banano, arroz y caña de azúcar, en la Costa.

De manera permanente el MAGAP socializa el Proyecto AgroSeguro. Quienes estén interesados en beneficiarse pueden contactar a los técnicos de la Estrategia Hombro a Hombro, que trabajan en las diversas parroquias rurales del Azuay.

Fuente: MAGAP | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here