En la Prefectura de Tungurahua hay preocupación por el retraso en la entrega de asignaciones presupuestarias por parte del Gobierno. Son 10 millones de dólares los que se adeudan. Entre ellos lo correspondiente a algunos meses del 2014, la totalidad del 2015 y de este año por la transferencia de competencias de riego.

Parte de esa deuda es también lo correspondiente al impuesto al valor agregado (IVA) que el Gobierno Central devolvió parcialmente de los años 2014 y 2015, y que la Prefectura ha pedido que se pague con títulos de valor del Banco Central. Mientras que de este año aún no han recibido.

El prefecto de Tungurahua, Fernando Naranjo, señaló que la política de austeridad de la Prefectura les ha permitido sobrevivir en los meses difíciles en los que no han llegado los recursos.

La disminución de liquidez que van a enfrentar los gobiernos provinciales es muy dura, dijo Naranjo, quien fue uno de los 17 prefectos que el pasado miércoles se reunieron en Quito para presionar al Gobierno a cancelar los $ 284 millones que adeuda a las prefecturas.

Posterior a esta cita, el Ministerio de Finanzas, a través de un comunicado, indicó que se transfirieron las cuotas completas de marzo y abril de este año a los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) y recordó que las transferencias están sujetas al cumplimiento, por parte de los GAD, de la entrega de su información financiera, y que aquellos que no recibieron la cuota de abril de 2016 se debe a que no han entregado esa información.

El prefecto aseguró que el Gobierno Provincial de Tungurahua no tiene ningún atraso en la entrega de la información financiera. Refirió que en forma oportuna se han remitido todos los datos y que por esa razón recibieron (las transferencias) de marzo y abril sin ningún condicionante.

Naranjo se congratuló que el Ministerio de Finanzas haya abonado los meses atrasados de marzo y abril. “Obviamente nos estaban ya causando dificultades de liquidez en la operación de la institución, con esto podemos continuar con el mismo programa, pero reducido porque el presupuesto de este año se hizo con menores recursos que el año pasado”, dijo.

Puntualizó que si se considera que el presupuesto del Gobierno Provincial de Tungurahua bordea los $ 75 millones, esos $ 10 millones que se adeudan los van a tener que regular de tal manera que les permita funcionar sin disminuir el alcance de las obras que se comprometieron con todos los sectores sociales de la provincia.

Naranjo aclaró que del presupuesto alrededor del 25% de las asignaciones son para el uso del recurso hídrico optimizado.

Agregó que en Tungurahua no hay posibilidad de reducir la acción (en riego) porque la decisión de la población es dar prioridad al objetivo de contar con agua y que por esa razón se mantienen con recursos propios el revestimiento de canales y la tecnificación de riego, aunque esta última “tendrá que hacerse más lentamente”.

 

 

Fuente: El Universo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here