La producción de cerezas chilenas experimentó una reducción considerable el año pasado, principalmente debido a los cambios climáticos. Este año se tiene un pronóstico mucho más favorable, pues el tiempo pronosticado es el necesario para una cosecha favorable de esta fruta. “El año pasado hubo mucho frío en el mes de agosto, por lo que la siembra se vio afectada y el periodo de floración se duplicó; en vez de durar 12 días duró 24 días, lo que dio como resultado volúmenes inferiores a los acostumbrados. Este año el pronóstico es mucho más favorable, pues los niveles de frío que se estiman son los adecuados para una cosecha provechosa”, afirma Pablo Garcés, de Agrícola Lo Garcés.

Si bien el año pasado fue un año no muy favorable con un 19% menos de producción, la cereza sigue siendo una de las principales frutas de exportación para Chile. En los últimos 8 años, los volúmenes exportados han crecido de manera significativa, pese a la acumulación de frío invernal, las heladas en primavera y las lluvias en cosecha que se han registrado en algunos de estos años. Este año se pronostica que se exportarían unos 12-14 millones de cajas.

“La campaña empieza en noviembre y dura hasta aproximadamente enero, por lo que aún no tenemos datos exactos y los pronósticos siguen siendo inciertos. Pero nos mantenemos positivos y confiamos en que este año será un año de recuperación para nuestras exportaciones. Asimismo, China sigue siendo nuestro principal consumidor, el año pasado se llevó más del 84% de la producción. Este año preveo que la proporción será similar, pues la demanda sigue creciendo por parte de este país”, finaliza el representante.

 

 

Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here