El 14 de junio, Sonora exportó su caja número 14 millones de uvas, lo cual puso a la industria camino de superar la estimación total pretemporada de 14.171.000. Los cruces en Nogales, Arizona, siguen siendo elevados con más de 300.000 cajas al día y continuarán dos o tres semanas.
«Granos de mayor tamaño, viñedos jóvenes que producen más de lo normal y desvío de volumen de México a Estados Unidos son explicaciones probables para la varianza», explica John Pandol, director de proyectos especiales en Pandol Brothers y presidente de la división de uvas de Fresh Produce Association of the Americas, sita en Nogales.
Pese al 15 o 20 por ciento de volumen adicional, los distribuidores informan de un mercado organizado. Igual que en la temporada 2015, más del 50 por ciento del volumen se cosecha en un periodo de tres semanas, y las promociones de supermercado se pusieron en marcha en los momentos adecuados.
«Nada asusta más a un vendedor que hablar de una cosecha escasa», dice John Pandol. «Los distribuidores quieren poner en marcha publicidad y programas; los productores se oponen porque creen que la publicidad es innecesaria. Los distribuidores responden diciendo que 14 millones de cajas de uvas no se venderán solos. Parece que este año hemos creado la demanda necesaria en los momentos claves».
Actualmente, Pandol sitúa las previsiones de cosecha revisadas para Sonora en la horquilla de 16 a 18 millones de cajas, y prevé una transición sin problemas a California central.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here