Perú se sigue consolidando como uno de los principales países productores de chirimoyas, este año se calcula que se tendría un 15% más de exportaciones que el año pasado. “La chirimoya peruana está experimentando una demanda estable y el mercado está pagando un precio dentro de lo esperado. Hace algunos años empezamos a exportar chirimoya peruana principalmente a Costa Rica, este año tenemos un poco más de demanda de Europa y otros destinos”, asevera Gino Bernaola, de Sobifruits.

A diferencia de España u otros países productores, Perú tiene las condiciones climáticas adecuadas para cosechar esta fruta durante todo el año, de forma constante y con volúmenes casi similares. “La diferencia más destacada entre la variedad de chirimoya peruana y la fruta proveniente de otros países es que contiene menos semillas y tiene un sabor más apreciado. Asimismo, la gran mayoría de productores cultiva esta fruta bajo estándares ecológicos. Estos dos factores nos ofrecen una ventaja diferencial para ingresar a mercados con estos requerimientos”, enfatiza el portavoz de Sobifruits.

“Esta fruta es un producto muy perecedero y blando, y su vida útil es increíblemente corta. Esto significa que el periodo de transporte no puede ser demasiado largo y debe ser por vía aérea, por lo que algunos países no pueden importar la chirimoya peruana. A pesar de esto, este año hemos enviado al Lejano Oriente y Egipto con buenos resultados. Hemos pasado de uno o dos envíos por mes, a un envío semanal ahora de hasta dos toneladas”, finaliza Bernaola.

 

 

Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here