El Puerto destaca en agricultura y transacciones frente a Quito Las restricciones lastran el empleo Quito se sustenta en la administración y actividades financieras.

La ciudad portuaria, la ciudad comercial, el Puerto. Su propio atributo es como una condena para Guayaquil en un momento de crisis económica que ha decidido atajarse, por orden gubernamental, a través de restricciones comerciales. Las salvaguardias a las importaciones y, antes, los requisitos de calidad, etiquetado o certificados, han ido comprimiendo el comercio en el país. Y, con ello, la economía de Guayaquil.

EXPRESO publicó ayer que Quito ha adelantado al Puerto en peso económico. Más allá de las explicaciones intrínsecas a las dos ciudades (como que la capital tiene todos los edificios gubernamentales, las matrices de las grandes empresas y las sedes de las petroleras), el deterioro del comercio le ha pasado factura a Guayaquil.

En 2015, con las salvaguardias en vigor desde marzo, esa actividad retrocedió en 300 millones en el Producto Interno Bruto nacional. De 10.300 millones de dólares que movía en 2014, pasó a 10.011 millones en 2015.

Y esa marcha atrás tiene su reflejo en el empleo. En diciembre de 2015, la actividad comercial aglutinaba al 18,9 % de las plazas de trabajo. Y un trimestre después, en marzo de 2016, era un punto menor: 17,8 %.

“Es un factor crítico dada la importancia del comercio en Guayaquil”, comentó a este Diario Richard Martínez, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano. Y recordaba que con las salvaguardias de 2009 se produjo un efecto similar. Pese a que Guayaquil tiene el puerto más importante del país, que “es una ventaja competitiva importante”, su actividad productiva como ciudad se ve limitada por estas restricciones.

Y le golpea más que a Quito porque las ventas de la capital que proceden del comercio equivalen al 30 % del total facturado en un año, mientras que en Guayaquil el comercio representa un 48 % de sus ventas, de acuerdo con el Directorio de Empresas, elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas y por la Secretaría Nacional de Desarrollo (Senplades), con datos de 2012. Además el comercio es, junto con la agricultura, la actividad en la que más aventaja Guayaquil a Quito en Producto Interno Bruto. Y son, a su vez, los dos sectores que más empleo generan en Ecuador.

Por eso, el deterioro del empleo en la urbe portuaria es más pronunciado que en el distrito metropolitano: el empleo pleno se redujo un 5,8 % en Quito y un 9,6 % en Guayaquil, entre marzo de 2015 y 2016.

La coyuntura no hace sino agrandar la ventaja económica que tiene la capital gracias al entramado de la administración pública. Eso es lo que atrae a las multinacionales que quieren evitar obstáculos en la burocracia, cuenta Juan Pablo Erráez, director económico de la Asociación de Bancos Privados de Ecuador.

En el sector financiero, el liderazgo también es para Quito, ya que acumula el 44 % de los depósitos (26 % Guayaquil) y el 42 % de los créditos (28 % el Puerto). La explicación es que las empresas petroleras, mineras y comercializadoras de vehículos, junto con otras grandes compañías, tienen su matriz allí. Pero eso no significa que no desarrollen su actividad y tengan locales por todo el país, según Erráez.

De hecho, Francisco Alarcón, presidente de la Cámara de Industrias de Guayaquil, indica que las grandes firmas reconocen que en ventas reales no hay tal distancia entre ambas ciudades y que en la de la Costa se factura algo más.

¿Y qué dicen los alcaldes? Mauricio Rodas apunta al constante diálogo entre los sectores productivos y las autoridades municipales como uno de los pilares del desarrollo económico y la mejora de competitividad. Esa conversación fluida cobra vida regularmente en el Consejo Consultivo de Competitividad, en el que se analizan las necesidades y soluciones para elevar el rendimiento económico del distrito. Además, Rodas (de SUMA) enumeró para EXPRESO los proyectos de infraestructura que han apuntalado el crecimiento económico capitalino, como el metro y las mejoras en carreteras.

En Guayaquil, el alcalde Jaime Nebot (de PSC) no se pronunció expresamente sobre el peso económico de Guayaquil frente a Quito, pero también citó los proyectos que atraerán inversión a la ciudad, como el dragado del puerto, la rueda moscovita o la construcción de un puente para unir Samborondón con la urbe porteña.

Fuente: Expreso | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here